Deportes

No tanto por Santana


Edgard Tijerino

dplay@ibw.com.ni

Los Gemelos de Minnesota, aprovechando el mayúsculo interés mostrado por tres “grandes potencias” del béisbol, como lo son Yanquis, Medias Rojas y Mets, por el brazo zurdo de Johan Santana, están pretendiendo asegurar mucho futuro.
Minnesota propone a Boston soltar a Santana, quien será agente libre al terminar la temporada de 2008, a cambio del tirador de no hitter Clyde Butcholtz y del explosivo Jacoby Ellsbury, dos brillantes prospectos.
Naturalmente en Boston se rascan la cabeza pensando si vale la pena entregar tanto futuro por el estupendo zurdo venezolano, considerado mejor pitcher que Josh Beckett, líder del staff pati-rojo.
Boston podría ceder a John Léster, al guardabosques Coco Crisp con diez millones pendientes en las siguientes dos temporadas, y al paracorto de liga menor Jed Lowrie, pero no a Butcholtz y Ellsbury, diamantes por pulirse.
Los Yanquis no van a soltar a Ian Kennedy y Joba Chamberlain por Santana, y tampoco incluirían a Phil Hughes como variante. Cualquier combinación de ellos puede ser de mayor utilidad que Santana, aún viendo al zurdo ganar otro Cy Young.
Sin embargo, el Gerente General Brian Cashman parece dispuesto a conversar sobre la posibilidad de ofrecer a Ian Kennedy y Melky Cabrera, más un prospecto de liga menor por Santana, quien de llegar firmar un nuevo contrato agrandaría el presupuesto del equipo en casi 20 millones anuales.
Los Mets, por su parte, han cambiado de dirección. Ahora ellos están detrás de Dan Haren o Joe Blanton, ganadores de 15 y 14 juegos con Oakland en 2007.
El surgimiento de tantos novatos impactantes obliga a los gerentes a ser más cautelosos con la sangre joven, para evitar verse involucrados en “operativos” que más adelante resulten ser muy costosos. Con el brillo de peloteros como Ellsbury, Chamberlain y tantos otros, se observa que el aprecio por el producto de las sucursales parece estar de regreso.
Es obvio que de acuerdo con las circunstantacias favorables, Minnesota busca cómo salir ganando, entregando a Santana de frente a su último año de contrato a cambio de peloteros que como debutantes han enviado señales resplandecientes. Es más, podrían haber descartado pretender pelearlo como agente libre si el nuevo equipo no llega a un rápido arreglo como el mortífero “pistolero”.
Lo peor que puede ocurrirle a Minnesota es quedarse con las manos vacías si no pueden negociar a Santana y lo ven salir hacia la Agencia Libre.
Claro, los Gemelos tienen el tiempo a su favor. Después del Juego de Estrellas llegará el momento crucial, cuando los equipos en conflicto estén espoleados por la necesidad de un pitcher de ese calibre. Mientras tanto, Minnesota puede haber conseguido 8 ó 10 triunfos del zurdo.