Deportes

Cuba calienta motores


La Habana / EFE.- Cuba calienta motores ante el comienzo, el próximo domingo, de la 47 serie de béisbol, el deporte nacional en la isla, con los Juegos Olímpicos de Pekín como objetivo final de la temporada y el sabor amargo aún en la boca de la derrota en la final del Mundial.
La caída de Cuba el pasado 18 de noviembre ante Estados Unidos en la final del Mundial de Taiwan ha sido el tema obligado en los últimos días entre la afición y la prensa oficial, que coincidieron en señalar que el torneo que la isla conquistaba ininterrumpidamente desde 1984 "se pudo y debió haber ganado".
"Nuestro pueblo está acostumbrado a ganar, pero, por ejemplo, en fútbol el mejor equipo del mundo es Brasil y no ha ganado todos los campeonatos del mundo. Uno no puede ser absoluto, tenemos que saber y nuestro pueblo tiene que saber también que se gana y se pierde", declaró a EFE el seleccionador cubano, Rey Vicente Anglada.
Pasado el mal trago en el escenario internacional, el torneo echa a andar el dos de diciembre con el clásico por excelencia de la pelota cubana: Industriales de La Habana contra Santiago de Cuba, en la reedición de la última final, pero será el día cuatro cuando entren en liza el resto de los 16 contendientes.
La primera jornada abrirá una larga carrera que culminará en su primera fase en marzo del año próximo, cuando todos los equipos hayan disputado sus 90 encuentros y el calendario haya completado un total de 720 partidos.
La temporada tendrá en su ecuador, el domingo tres de febrero, el juego de las estrellas y abrirá la liguilla final el 26 de marzo.
Santiago de Cuba, vigente campeón, e Industriales, el equipo más laureado de la pelota cubana, encabezan la lista de favoritos al título, que se disputará entre el 17 y el 25 de abril de 2008.
Sin embargo, Anglada, también director técnico del equipo de la capital, considera que el próximo campeonato va a ser "bien peleado" y no cree que se pueda dar por segura una nueva final entre los dos últimos campeones de la isla.
"Ha habido dos años consecutivos que terminaron discutiendo Industriales y Santiago, pero no siempre es así, no creo que siempre tenga que haber una final entre Industriales y Santiago", dijo.
Agregó que aunque equipos tradicionales del béisbol cubano como Industriales, Santiago, Pinar del Río o Villa Clara, van a estar siempre arriba, como ocurre con las escuadras con mayor historia en todos los campeonatos del mundo, "el nivel aquí es muy parejo".
Uno de los equipos llamados a grandes cosas en esta temporada es el de Villa Clara, de Víctor Mesa, para quien el título oriental debería estar entre su equipo y Santiago, en una repetición de lo ocurrido en la anterior campaña, e Industriales debería quedarse con el capítulo occidental.
El nuevo comisionado del béisbol cubano, Higinio Vélez, indicó que este año "se va a aplicar con toda rigurosidad" el reglamento disciplinario.
Uno de los que sintió en la piel el rigor de las reglas en la edición anterior fue el tercera base internacional Michel Enríquez, incluido en la nómina de jugadores de la Isla de la Juventud, pero que deberá cumplir aún la sanción que recibió la temporada pasada por agredir a un árbitro, antes de poder jugar el campeonato.
El caso está siendo además analizado por una comisión que dictaminará el momento del reenganche del pelotero olímpico, ex capitán de la selección nacional.