Deportes

Juego de equipo, clave para el Bóer


Martín Ruiz

Si el despegue del Bóer la temporada pasada fue extraordinario, hasta culminar con el título de la Liga Profesional, el arranque actual es fabuloso, y hace crecer las expectativas por ser otra vez finalista.
En el primer mes de competencia de la actual campaña, el Bóer logró 16 triunfos contra seis reveses, para promedio de .727, superior al obtenido en el primer mes de la temporada anterior, cuando el equipo arrancó con balance 12-9 y .571, empatado con el Chinandega.
Y esos resultados son producto del juego que ha conseguido el equipo capitalino, que está siendo manejado con mucho profesionalismo. Lo dicen todos los integrantes del club, los técnicos, y reconocen los directivos, como Bayardo Arce, presidente del equipo.
En entrevista exclusiva con EL NUEVO DIARIO, Arce se muestra satisfecho por lo conseguido hasta el momento por el club, una combinación de talentos nacionales y extranjeros, de jóvenes valores, dirigidos por un manager de calidad, como es el cubano Lourdes Gourriel, contando con un excelente respaldo administrativo.
“Gourriel viene de estar dirigiendo una liga amateur en Sancti Spiritus, y maneja una de las selecciones juveniles, pero creo que sus mejores cosechas son sus hijos”, dijo Arce del cubano, que fue contratado después que no se pudo contar con Noel Areas.
“Se tenía de contrapeso su poco conocimiento e inexperiencia en el béisbol profesional. Él se ha ido acoplando, porque venía con la lógica de cómo entrenan y dirigen en el béisbol amateur cubano, que ya es una cosa distinta. Al principio quiso aplicar algunos métodos de allá, entonces nuestro gerente general, Nemesio Porras, le estuvo aconsejando, haciéndole ver las diferencias. Él las captó inmediatamente, y comenzó a aplicar la lógica que aquí es una cosa profesional, las displicencias se superan o cambian. Si un pelotero no rinde, otro puede hacer su trabajo”.
“Este Bóer se ha organizado profesionalmente. Tenemos un equipo técnico con gente que más sabe de béisbol que se reúne todos los lunes con el gerente, el manager, para evaluar la semana de juego. El manager presenta una evaluación, sus propuestas, y con el cuerpo técnico se decide, pero ningún directivo puede estarse metiendo dentro de un juego, algo usual en la Primera División”.
“El manager está para dirigir técnicamente al equipo, los problemas económicos, personales de los jugadores, contrataciones, los ve Nemesio, que es el Gerente, y el equipo técnico, que yo presido, tiene sus funciones, entre ellas la económica”.
“Hemos valorado que aunque no tenemos a los mejores pitcheres ni a los mejores bateadores de la Liga, lo que nos ha permitido salir adelante, es el juego de equipo. Se ha tratado de crear una cultura de que éste es un equipo, no cosa de estrellas, que no todo va a gravitar alrededor de una figura, como suele suceder en deportes de alta envergadura, como le pasó al Real Madrid con todas las estrellas que querían brillar y se les olvidó el equipo. Nuestros peloteros han logrado esa mentalidad de equipo. Si el pitcher se tiene que ir después de hacer un lanzamiento, lo hace, no es que quiera lucirse; si sólo sale a correr, o a fildear. Cada quien hace lo que se le encomienda. Y eso nos va permitiendo articular una buena estrategia”.
“Algo importante es que Gourriel le va dando lugar a los jóvenes, y se va viendo cómo van respondiendo. Vieron a Wilber Bucardo abrir contra Chinandega, y los dejó en dos hits en seis innings; jugadores como Mario Holmann, Álvaro Hanón, Dwight Britton, han respondido corriendo o fildeando. Esa dinámica creo que es la razón fundamental del buen arranque y buen desempeño del Bóer”.
Es curioso ver los uniformes de los peloteros del Bóer adornados con unos ocho anuncios, además de los que van en el casco, pero Arce aclaró que eso obedece a la venta de publicidad, ya que se tiene que pagar los más de 320 mil dólares que cuesta el equipo.
“No buscamos un gran padrino que nos mantuviera el equipo. Tenemos prohibida la palabra apoyo, nosotros estamos vendiendo un servicio. El equipo se financia por la venta de publicidad. Hicimos un mercadeo, le ofrecemos a los patrocinadores un servicio: usted patrocina al Bóer, su marca que va en el uniforme, la va a ver cinco días a la semana por televisión y hasta en los periódicos cuando salga un jugador destacado. Puede poner rótulos o baners en las bardas, puede hacer promociones. Ellos pueden recibir un beneficio por anunciarse con el Bóer”.