Deportes

Gay y Defar, los mejores


El estadounidense Tyson Gay, triple campeón mundial en Osaka, y la etíope Meseret Defar, campeona y plusmarquista mundial de 5,000 metros, han sido proclamados mejores atletas mundiales del año por la Federación Internacional (IAAF).
Gay, rey del sprint corto pese a que el récord mundial pertenece al jamaicano Asafa Powell (9.74), batió en la contienda por el trofeo al etíope Haile Gebreselassie, plusmarquista mundial de maratón (2h04:26), y al chino Liu Xiang, campeón y plusmarquista mundial de 110 metros vallas.
“Pienso que he sido el mejor sprinter del año, pero todavía tengo que trabajar muy duro para batir el récord”, advirtió Tyson Gay, que se encontró en Montecarlo con el primer ganador de este trofeo, en 1988, su compatriota Carl Lewis, de quien se declara admirador. “Me siento orgulloso de figurar en la misma lista que él, es un gran ejemplo para mí”, dijo.
Gay recibe con este premio un cheque por valor de 100,000 dólares, igual que Meseret Defar. Para el año próximo quiere prodigarse más en las pistas, después de haber comprobado en los Mundiales de Osaka que es “un sprinter física y mentalmente fuerte”.
Gay consiguió tres medallas de oro en los Mundiales de Osaka (100, 200 y 4x100), batiendo de manera inapelable en el hectómetro al plusmarquista mundial, Asafa Powell, que unos días después, el 9 de septiembre, se consoló en Rieti (Italia) con un nuevo récord.
En categoría femenina, la IAAF se inclinó por Meseret Defar, campeona mundial de 5,000 metros e invicta durante todo el año, que ha batido, además, el récord mundial de 5,000 al aire libre (14:16.63, en Oslo) y de 3,000 en pista cubierta (8:23.72, en Stuttgart).
Defar guarda sus mejores recuerdos de la carrera de Oslo en la que batió el récord mundial de 5,000. “Creo que fue mi mejor momento del año. Batir el récord por ocho segundos fue algo maravilloso. Después está Osaka, donde conseguí mi primer título mundial”, recordó.
La fondista etíope dedicó su trofeo “a las mujeres etíopes, que luchan y sufren diariamente para ganarse la vida y no tienen muchas oportunidades.
Para ellas va este trofeo, y con el dinero pienso ayudar a los niños huérfanos de Etiopía”, indicó.
La favorita, Blanka Vlasic, se quedó más atrás en las preferencias de la familia atlética. La saltadora de altura croata, invicta en 16 competiciones desde el 24 de junio, incluido el Mundial de Osaka, y con 17 saltos por encima de dos metros en la temporada al aire libre, aspiraba a recibir el trofeo y el cheque.
Asafa Powell y Blanka Vlasic habrán de conformarse con el trofeo al mejor resultado del año, un galardón no retribuido que se agota en el aspecto honorífico.