Deportes

Alex Rodríguez ganará 305 millones


Nueva York, EU / EFE
El tercera base Alex Rodríguez ha llegado a un acuerdo de principios con los Yanquis de Nueva York para firmar un nuevo contrato que podría permitirle ganar hasta 30.5 millones de dólares por temporada.
El salario, que sería récord dentro de la historia del béisbol profesional, tendría una base en la producción de jonrones que pueda conseguir Rodríguez, que firmaría un nuevo contrato por 10 años y 305 millones de dólares.
El contrato definitivo no está cerrado, pero de acuerdo con varias fuentes periodísticas, Rodríguez recibiría hasta seis millones de dólares por cada una de las marcas históricas de jonrones de Willie Mays (660), Babe Ruth (714), Hank Aaron (755) y Barry Bonds (762), que tiene la de todos los tiempos.
A cambio del dinero extra que recibiese, Rodríguez tendría que participar en apariciones personales y firma de recuerdos de los Yanquis por las marcas superadas.
El acuerdo de principio y el futuro contrato tendrán que ser aprobados antes tanto por el sindicato de jugadores como por la oficina del comisionado del béisbol profesional de las Grandes Ligas.
El convenio colectivo que rige las relaciones laborales del béisbol prohíbe recibir bonificaciones que tengan relación con estadísticas como la de los jonrones.
El primer medio de comunicación que dio a conocer el acuerdo entre Rodríguez y los Yanquis fue el periódico “The New York Times” en su página de internet y fue confirmado por directivos del béisbol profesional, pero bajo la condición del anonimato, ya que los aspectos del acuerdo todavía no se han hecho públicos.
También se supo que el sindicato de jugadores y la oficina del comisionado ya habían aprobado el concepto de acuerdo comercial.
Rodríguez, de 32 años, ya tiene en su haber 518 jonrones para ocupar el decimoséptimo lugar de la lista de todos los tiempos.
Aunque tenía todavía tres años más de contrato con los Yanquis del primero que había firmado por 10 temporadas con los Vigilantes de Texas y 252 millones de dólares, Rodríguez decidió utilizar la cláusula para entrar al mercado de los agentes libres.
Sin embargo, una semana después se reunió con los Yanquis, sin su agente Scott Boras, que le había aconsejado el dejar al equipo neoyorquino de la Liga Americana.
Esta vez, Rodríguez con la asesoría de la firma de abogados “Goldman Sachs” negoció un nuevo contrato por 10 temporadas y 275 millones de dólares.
Rodríguez también se reunió con los hijos del dueño de los Yanquis de Nueva York, George Steinbrenner, para confirmarles que de verdad quería seguir con el equipo.
Hank y Hal Steinbrenner reconocieron que Rodríguez era sincero y quería seguir con los Yanquis, por lo que también estaban dispuestos a negociar el nuevo contrato, aunque después de haberse ido a la lista de los agentes libres habían dicho que no intentarían de nuevo su fichaje.
Especialmente, porque al dar por concluido el original, los Yanquis dejaban de percibir 21 millones de dólares que los Vigilantes tenían comprometidos pagarles cuando cerraron el traspaso de Rodríguez.
El gerente general de los Yanquis, Brian Cashman, también había dicho que no negociarían con Rodríguez si al final se decidía a entrar en el mercado de los agentes libres.
Fuentes cercanas al jugador han manifestado que esta vez Rodríguez no fue bien aconsejado por Boras, que pensó que iba a tener mejores ofertas que la que le podrían dan los Yanquis, pero se encontró que las pretensiones que quería para su cliente sólo podrían hacer frente un mercado publicitario como el de Nueva York.
Rodríguez, que el pasado lunes recibió por tercera vez el premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana, y se quedó a sólo dos votos de recibir de forma unánime.
El antesalista de los Yanquis, que tuvo una temporada individual de ensueño, fue el líder indiscutible en los apartados de jonrones (54), impulsadas (156), anotadas (143), total de bases (376), slugging (.645) y compartió también el primer lugar en grand slams (3), mientras que dejó .314 de promedio de bateo.