Deportes

Mejoras al Estadio


El Estadio Nacional “Denis Martínez” tendrá su segunda remodelación bajo la administración del Bóer de la Liga Profesional, y según los dirigentes capitalinos, será la mayor que se ha hecho en esta instalación en los últimos años, y se calcula que se aproxime a los tres millones de córdobas.
Será un trabajo de equipo, comentó Ajax Delgado, directivo del Bóer, porque se involucrarán la Alcaldía de Managua y varios patrocinadores del club, para dejar, incluso, pintado los más de 70 mil metros cuadrados que comprende el coloso nacional.
La prioridad será invertir en las torres, donde prometen instalar 21 bombillos a más tardar en los próximos diez días. Algunos los traerán de Italia u otros países de Europa, con la intención de ofrecer una mejor iluminación para los peloteros y aficionados.
La grama también es otro elemento a mejorar, por lo que planean sembrar grama nueva y emparejar el terreno, supuestamente con la garantía de que no volverán a usar el estadio para ningún otro concierto o actividad que no tenga que ver con el béisbol.
“Vamos a arreglar la grama y el terreno poco a poco, según nos lo permita el calendario de la Liga Profesional”, explicó Nemesio Porras, Gerente General del Bóer.
Los directivos también prometieron acondicionar, con el apoyo incondicional de la Alcaldía, los parqueos del Estadio con malla ciclón y 30 luminarias, reparar el cielo raso, hacer un jardín colgante donde estaba la fuente y ubicar un monumento en las afueras del Estadio con una pelota que lleve el nombre Bóer.
“Nuestra intención es que el aficionado se sienta en casa, en un estadio en el que no sólo lleguen a ver ganar al Bóer sino que también se sienta cómodo”, agregó Delgado en conferencia que brindaron ayer los dirigentes del Bóer.
Además remodelarán los baños de las graderías de los jardines. Todos estos cambios pretenden terminarlos antes del 24 de diciembre, para que sirva como un regalo de navidad para los aficionados.
Sin embargo, el único inconveniente es que después de terminada la liga, los directivos del Bóer no tienen la garantía de que se cuiden las mejoras porque no estará bajo su mano la administración del estadio.
“Estamos negociando con el IND para que el Bóer junto con otras personalidades del deporte administremos el estadio, para que esta inversión no sea en vano”, dijo Delgado.
Finalizada esta segunda etapa, vendría la remodelación más delicada, la que implicará chequear los cimientos del estadio para luego trabajar en cómo mejorarlos.