Deportes

“No hay por qué dudar”


Carlos Alfaro

Ante las más grandes adversidades, los obstáculos menos probables de vencer y aún con la suerte echada, Ricardo Mayorga es un especialista en convencer a todos los que están a su alrededor de que la situación está a su favor y de que no existe espacio para el desastre en su campamento.
Uno de los contagiados por el positivismo de Mayorga es su entrenador Luis León.
Siempre los adiestradores hablan bien de sus pupilos como para darles confianza para el combate. Pero en el caso de León es distinto. Él habla bien porque le cree a ojos cerrados. Él confía en que lo dicho por el púgil es la verdad absoluta de lo que ocurre.
“Mayorga está bien, en óptimas condiciones y todos verán cómo va a noquear a Fernando Vargas”, dice el entrenador con una sencillez única, tan transparente que es obvio decir que no lo hace de forma ficticia, sino de todo corazón.
En relación con la última pelea de Mayorga, que fue ante Oscar De La Hoya, ¿qué distinto ocurrió en el campamento del pinolero para este choque contra Vargas?
“Indudablemente que ahora los entrenamientos han sido mejores. Mayorga subestimó a De La Hoya. No se entrenó como debía y por ahí es donde se le escapó la pelea. Pero ahora él sabe que las posibilidades se reducen y por ello se ha entregado de lleno al gimnasio”.
¿Usted, cómo se imagina la pelea?
“Mayorga tiene todas las de ganar. No hay manera que yo piense que Vargas va a derrotar a Ricardo. Es más, creo que si se faja Vargas, caerá en el segundo round, y si se corre, entonces sucumbirá en el cuarto”.
Así está León, tan convencido de que Mayorga derrotará a Vargas que no da espacio a las fallas o a “sorpresas” de una derrota. Aún cuando escucha que la pelea no será fácil, él cree lo contrario y justo como lo indican las palabras de Mayorga, él las cree al pie de la letra. No hay por qué dudar, dice el adiestrador.