Deportes

Cae invicto argentino


Colombia acabó ayer con la racha de Argentina de tres victorias en igual número de salidas en las eliminatorias del Mundial de 2010, al imponerse por 2-1 en Bogotá en una cuarta jornada que comenzó con triunfo venezolano por 5-3 ante Bolivia.
La amenaza colombiana de acabar con el invicto que Argentina cosechó en las tres jornadas con nueve puntos en el torneo pareció esfumarse con el gol de Lionel Messi (m.36), que vulneró por primera vez la valla de Agustín Julio, inviolable durante 306 minutos.
En una jugada de picardía, el astro del Barcelona partió raudo a la salida de una falta que sorprendió literalmente dormida a la defensa, y fijó el castigo a los colombianos después de dejar como postes a tres defensores.
Para entonces los colombianos celebraban en las tribunas la expulsión del delantero argentino Carlos Tévez (m.24) pero, con la desventaja, el escepticismo de la hinchada y la prensa que rodearon en el comienzo de las eliminatorias al seleccionador Jorge Luis Pinto, se apoderó del estadio.
Los de Pinto, nerviosos en principio, pasados de revoluciones a veces e inofensivos siempre, no supieron encontrar en el primer tiempo el “ábrete Sésamo” de la puerta de Roberto Abbondanzieri.
La historia cambió radicalmente en el segundo tiempo y el primer héroe de la jornada fue Rubén Darío Bustos, del Gremio brasileño. Con un tiro libre, preciso como el que ejecutó para señalar el sábado el triunfo por 1-0 sobre Venezuela, aunque esta vez dirigido a la escuadra derecha, el lateral señaló el empate (m.62).
Así terminaron los 332 minutos de Abbondanzieri sin encajar gol y así cayó el último invicto de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de 2010.
Lo que parecía firmado para un empate (1-1) terminó en una sorprendente remontada de Colombia con un gol de contragolpe (m.82) de Dayro Moreno, que había entrado diez minutos antes.
Colombia no ganaba a Argentina en eliminatorias desde el histórico 0-5 en el estadio Monumental de Buenos Aires, el 5 de septiembre de 1993, con vistas al Mundial de 1994.