Deportes

Se impone la juventud


El suizo Roger Federer impuso la lógica de la edad para derrotar al estadounidense Pete Sampras, en el primer duelo generacional entre ambos números uno del tenis mundial, disputado ayer en el centro olímpico de Seúl.
Federer, actual número uno mundial, reapareció en escena después de conseguir el domingo en Shangai su cuarta Copa Masters al imponerse en la final al español David Ferrer y como no podía ser menos ganó por 6-4 y 6-3.
El jugador de Basilea y el estadounidense, que solamente jugaron un partido oficial, en los octavos de final de Wimbledon 2001, con triunfo en cinco sets del europeo, hicieron las delicias del público como colofón a una jornada en la que también impartieron un curso para niños.
Sampras, de 36 años y retirado en 2002, demostró que se mantiene bastante en forma e incluso se permitió el lujo de conseguir dos ‘aces’ en su primer juego al servicio.
Aunque se sintió “bien”, el estadounidense cedió porque “Roger es el mejor jugador del mundo y yo me retiré hace cinco años”, dijo Sampras, en tanto que el helvético insistió en que su entonces oponente fue uno de sus ídolos y que es lógico que acusara su ausencia de la competición.
No obstante, fue un encuentro bastante competitivo y atractivo, con bonitos puntos, que se repetirá el jueves en Kuala Lumpur y el sábado en Macao.