Deportes

Falló Cuba


Diario Granma

Estados Unidos es el nuevo campeón mundial de béisbol tras vencer a Cuba. Fueron superiores en todos los aspectos del juego, y el marcador 6x3 muestra esa diferencia.
En el segundo inning, los norteamericanos combinaron tres hits con tres boletos para fabricar las primeras tres carreras. Una entrada después volvieron a marcar al disparar tres cohetes, y en el cuarto episodio, jonrón de Jason Nix amplió a 5x0. Cerraron producción en el séptimo, neutralizando dos carreras de Cuba en el quinto y otra en el octavo.
¿Por qué falló Cuba?
La escuadra estadounidense jugó mucho mejor. Sus cuatro lanzadores cumplieron los objetivos trazados, algo que no sucedió con los pitcheres cubanos; segundo, la defensa norteamericana lució inmensa, y tercero, mostraron una buena mecánica de bateo, a diferencia de los cubanos, que se vieron muy complicados.
Yadel Martí es un lanzador de bolas de variantes muy exigentes para los bateadores; Norberto González es un pitcher zurdo lateral; Yunieski Maya, derecho, tira la pelota con un ángulo un poco más bajo que Martí, y es mucho más rápido, en tanto Jonder combina mejor sus envíos, y se diferencia en la salida de la esférica, además, los movimientos de cada uno de ellos para lanzar son también muy distintos.
Ante esas características, los norteamericanos efectuaron correcciones mostrando sus habilidades. Eso explica por qué conectaron 14 imparables.
En cambio, nuestros bateadores atacaban igual cualquier envío, y constantemente lucieron mal. Vimos a Mayeta funcionar bien. Con dos strikes recortó su swing y sacó la línea que trajo a Yulieski con la tercera carrera.
El problema se agudiza más cuando se dejan pasar pelotas buenas para conectar en conteos favorables. Entonces se queda en desventaja y hay que apurar modificaciones que no se ven.
Claro que toda Cuba siente el revés, no por haber perdido con Estados Unidos, sino porque cayó el béisbol, esa pasión nacional. Sin embargo, nuestro equipo sigue siendo grande y hay que contar con él en los Juegos Olímpicos y en el Clásico Mundial.