Deportes

Recogen los frutos


Naples, EU / EFE

La marca de asistencias de aficionados para la temporada regular de 2007 dentro del béisbol profesional de las Grandes Ligas permitió que también se registrase otra en el apartado de los ingresos con 6.075 millones de dólares.
El encargado de dar a conocer la buena noticia para el deporte del béisbol fue el comisionado Bud Selig, que ante los dueños de los 30 equipos de las mayores dijo que el futuro financiero del deporte se presentaba boyante.
"Soy el primero que no me creo que lo estamos viviendo, y a veces tengo que pincharme para sentir que es verdad", comentó Selig al concluir dos días de reuniones con los dueños, en las que se trataron varios asuntos de interés.
Selig dijo que el crecimiento del deporte del béisbol es toda una realidad, y de ahí también la necesidad de abrir nuevos mercados a través de todo el mundo.
"Ahora que tenemos un incremento sostenido de asistencia y de ingresos económicos, es la hora de pensar en otras fronteras y de exponer nuestro producto a otros mercados que están interesados en conocerlo", comentó Selig.
El comisionado de las Grandes Ligas dijo que todavía recuerda cuando en 1992 tuvieron unos ingresos de 1,200 millones de dólares, y pensar los años siguientes en llegar a los 2,000 era todo un reto.
"Ahora hemos superado todas las marcas y gracias a que hemos realizado nuestro trabajo, alejados de las controversias, mantener nuestros objetivos en el campo y recoger luego los frutos", destacó Selig.
La oficina del comisionado confirmó que la asistencia total en todos los campos durante toda la campaña de 2007 fue de 79.502,524 de aficionados, un 4.5 por ciento más que la lograda hace un año, que había sido de 76.042,787 personas..
Ocho equipos impusieron marcas de asistencia en la campaña de 2007, y 15 más reportaron incremento con respecto del año pasado, mientras que 10 consiguieron entradas de hasta 10 millones de asistentes, entre los que destacan los Tigres de Detroit, que lo lograron por primera vez en la historia de la franquicia.
"Todo lo anterior significa que para la temporada de 2008 podremos superar la barrera de los 80 millones de aficionados, y como es lógico, recibir también mayores ingresos económicos", subrayó Selig.
El comisionado de las Grandes Ligas también dijo que no había nada nuevo sobre la posibilidad que los Dodgers de Los Ángeles y los Padres de San Diego pudiesen jugar dos partidos de exhibición en Pekín el próximo mes de marzo.
Tampoco se había decidido nada nuevo sobre la recomendación de poder utilizar la repetición de las jugadas por parte de los árbitros que no estuviesen claras, y del informe sobre la investigación de dopaje en el béisbol que ha realizado el ex líder de la mayoría en el Senado, el demócrata George Mitchell.
Selig dijo que confiaba plenamente que el informe final pudiese estar listo antes que concluya el presente año.
Mientras tanto, Selig también dijo que era necesario estudiar con detalles el reglamento del juego si querían conseguir que se acortase el tiempo de duración de los partidos.
"Es una realidad que nos preocupa lo largo que se hacen los partidos de las Series Mundial, de la fase final y de la temporada regular", comentó Selig. "Seguro que vamos a trabajar durante todo el invierno en este aspecto".
Selig reiteró que el deporte pasatiempo nacional había encontrado el camino adecuado para crecer, ser cada día más competitivo y permitir que millones de personas lo puedan disfrutar con sus familias.