Deportes

Error de Hansack


Carlos Alfaro

En busca de seguir impactando desde la colina y abrir lo ojos no sólo de los Medias Rojas de Boston, sino de otras organizaciones de Ligas Mayores, Devern Hansack tenía que jugar pelota invernal, y la Liga Profesional de República Dominicana era el escenario perfecto para lograrlo.
Lamentablemente, los planes de Hansack han cambiado, y todos creen que para mal.
El derecho de Laguna de Perlas aún se mantiene en el país, mientras los Tigres de Licey, equipo que estaba esperándolo en la Liga Dominicana, aparentemente se cansaron de hacerlo y las puertas están cerradas.
“Su sueño de ser un Grandes Ligas consolidado vuelve a estar en el limbo, y por ello queríamos que fuera a Dominicana para que otras organizaciones lo miraran. Pero no se por qué, él ha desistido de hacerlo”, dijo su agente Evelio Areas Junior.
Hansack fue subido a las Grandes Ligas en tres ocasiones la campaña anterior. La última vez fue con la ampliación del roster, pero sólo tuvo una salida. Pasó buen rato sin ver acción, y esto generó muchas molestias de su parte, hacia la gerencia del club por la poca oportunidad que le brindaron.
“Una buena opción es jugar en la Liga Dominicana. No sólo porque Hansack anda buscando desesperadamente que otros clubes se fijen en él, sino porque abriría más los ojos a Boston de que él está listo para los altos niveles de competencia. Pero no quiere irse y está en Laguna de Perlas”, dijo Areas Junior.
Según se conoció, Devern llevó mucho dinero a su pueblo y por ello no tiene en estos momentos la necesidad de jugar pelota de invierno. Pero lo triste es que su presente está bueno, pero al mismo tiempo su futuro luce incierto.
“Tenía que estar en República Dominicana para el fin de semana que arrancó la Liga Profesional en Nicaragua. No se ha marchado y eso me preocupa. Ojalá recapacite y decida irse. Yo hablaré con los Tigres para que lo acepten”, culminó Areas.