Deportes

Bonds en el “hoyo”


EFE / END
Finalmente encontraron evidencias para acusar a Barry Bonds.
Barry Bonds necesita urgentemente tranquilizantes. Acusado de perjurio y obstrucción a la justicia al ser involucrado en el ruidoso caso de los esteroides, Bonds enfrenta una dificultad mayor que los pitcheos violentos de Nolan Ryan, Roger Clemens y Randy Johnson.
Después de una investigación de casi cuatro años mientras tumbaba récords, un jurado de instrucción determinó que Bonds mintió cada vez que se le preguntó sobre el consumo de esteroides que facilitan un mejoramiento de rendimiento.
“Me interesa saber qué evidencia es la que tienen ahora que no la tenían antes”, dijo John Burris uno de los abogados de Bonds, quien fue señalado como culpable con todos los detalles requeridos en el libro “Juego de Sombras”.
Bonds entró varias veces en contradicciones significativas teniendo que rectificar sin convencer y los investigadores fueron cerrándole espacios.
No se sabe cuáles serán las consecuencias de la acusación a quien aseguró que nunca había usado esteroides a sabiendas.
Se apunta que Bonds mintió al decir que su entrenador Grez Anderson nunca le inyectó esteroides. “Grez no haría eso”, manifestó en esa ocasión.
“Estoy muy decepcionado al escuchar esto. Es un día triste para el béisbol”, dijo el Presidente de Estados Unidos, George Bush.