Deportes

Rivera sin responder


The New York Times

La ultima oferta de los Yanquis para Mariano Rivera --tres años por $45 millones-– lo haría por mucho el cerrador mejor pagado que ha habido alguna vez, y los funcionarios del equipo están algo sorprendidos que todavía no haya aceptado: la oferta inicial era de 5 millones de dólares menos, y los Yanquis no tienen ningún plan de modificarlo otra vez.
"Pienso que todos estamos más o menos de acuerdo de que esto es lo justo para él", dijo Hank Steinbrenner, el Primer Vicepresidente de los Yanquis, en una entrevista telefónica anoche. "No hay ningún error, lo quiero de regreso, y por eso esta oferta consiste en tal cual es".
Rivera estaba en República Dominicana el lunes, y su agente, Fern Cuza, no regresó las llamadas el martes. Steinbrenner dijo que él creía que el General Manager Brian Cashman estaba en contacto con Cuza, pero Steinbrenner dijo que él no sabía por qué Rivera no se ha decidido sobre una oferta que Steinbrenner dice es más que generosa.
"Esto no toma a un ingeniero aeroespacial llegar a la conclusión de que es una tremenda propuesta para un lanzador de relevo de 38 años", dijo Steinbrenner. "Será, por $4 millones, el lanzador de relevo mejor pagado en el béisbol. No sé cuál es la demora. La pelota está ahora en su cancha."
Rivera, que dobla los 38 años este mes, es aparentemente serio sobre evaluar el mercado para ver si otro equipo sobrepujará la oferta de los Yanquis. Ayer era el primer día que los agentes libres podían negociar con otros equipos. Rivera dijo en el entrenamiento de primavera que cada equipo tendría un "Tiro libre" después de que los Yanquis decidieron no negociar con él en ese entonces. Él hizo alusión el lunes que estaría abierto a jugar para los Dodgers de Los Ángeles de Joe Torre, que ya tienen un cerrador estelar en Takashi Saito.
Rivera tenía 30 salvamentos en 34 oportunidades esta temporada, con un promedio de 3.15 en carreras limpias y 74 ponches en 74 entradas y un tercio. Es el líder en las ligas mayores en salvamentos durante las últimas diez temporadas, con 395. Trevor Hoffman, de San Diego, tiene 389, y Billy Wagner, de los Mets, que tiene el promedio anual de salario más alto para un cerrador con $10.75 millones, es tercero con 326.
Los Yanquis tienen a un posible reemplazo de Rivera en Joba Chamberlain, que fue dominante como su “setup man” la pasada temporada. Pero los Yanquis quieren que Chamberlain sea abridor, y asegurar a Rivera --incluso por un precio que puede estar bien encima de su cotización en el mercado–- que él tiene el beneficio adicional de dar parte de su tiempo en desarrollar a lanzadores más jóvenes.