Deportes

Kaká preocupado por violencia en el Calcio


Río de Janeiro / EFE
El centrocampista brasileño Kaká, jugador del Milán, admitió ayer que la violencia en el fútbol italiano puede llevarlo a pensar en la posibilidad de abandonar a su actual equipo.
"Puedo salir, con certeza. No es la primera vez que eso ocurre", afirmó el jugador de la selección brasileña al ser interrogado sobre la posibilidad de que abandone el Milán italiano en caso de nuevos casos de violencia en ese país, en donde el domingo murió un hincha.
La misma preocupación fue manifestada por los otros cuatro jugadores de la selección brasileña que actúan en clubes de Italia y que ayer se concentraron en la ciudad de Teresópolis para prepararse con miras a los partidos de Brasil contra Perú y Uruguay por las eliminatorias al Mundial de Sudáfrica 2010.
"El año pasado ya ocurrió un escándalo y también hubo un problema de violencia parecido (como el del domingo). El deporte es una diversión, que se practica por placer. Cuando no conseguimos permanecer en un lugar en donde ocurre eso, entonces pensamos en otras alternativas", afirmó el jugador.
Kaká se refirió a la muerte de un hincha del Lazio por parte de la policía que provocó el domingo una ola de violencia de diferentes grupos organizados de hinchas y también a que por esto mismo se cancelaran tres partidos de Liga previstos para ese día.
"Realmente es muy triste lo que ocurrió. Fui víctima indirecta. El Milán no jugó porque los hinchas no dejaron. Es triste, no es la primera vez que eso ocurre en el Campeonato Italiano", aseguró Kaká en la rueda de prensa que concedió junto a otros jugadores de la selección brasileña.
"Es algo que va mucho más allá del fútbol. Es un problema social del país. Las personas están llevando para dentro del fútbol problemas de afuera. El gobierno tiene que reaccionar de alguna forma", agregó.
El zaguero Juan, jugador del club Roma, dijo estar preocupado debido a que generalmente su esposa y sus hijos acuden al estadio para verlo actuar.
"Creo que es difícil que las cosas sigan así, porque los incidentes son serios. Hay mucha confusión", dijo el lateral derecho Maicon, del Inter de Milán.
"Es realmente una situación tensa. No sé qué va a ocurrir de aquí en adelante, porque el clima es negativo", agregó el portero Julio César, también del Inter italiano.