Deportes

Expectación por Mahar


Los Tigres de Chinandega fueron construidos no para ser un equipo de segundo lugar, sino para brillar desde el inicio de la campaña y demoler a cuanto adversario tuvieran enfrente.
Pero las cosas no han resultado a como se esperaba. El bullpen no ha funcionado y esto implicó que Julio Raudez abandonara la rotación para fungir como relevo. En bateo están bien, pero en busca de la perfección, la tropa de Noel Areas ha incluido al grandes ligas Kevin Mahar.
El artillero aterrizó el domingo por la noche al país, y hoy estará alineando para hacer daño al pitcheo de los Indios del Bóer... Mahar, de 26 años y seis pies y cinco pulgadas, se convierte en el nuevo gigante del club, el artillero que tendrá la responsabilidad del bateo largo.
“Desde el primer día que me dijeron de jugar en Nicaragua me gustó la idea. Pienso que será muy divertido”, dijo Mahar tras su arribo al país.
Cuando Vicente Padilla estaba en Doble-A con el equipo de Frisco, recuperándose de molestias en su brazo, le comentó a Mahar de la posibilidad de jugar en Nicaragua. Luego, su agente y la organización de Texas le sugirió que debía jugar béisbol invernal y le recomendaron los Tigres de Chinandega.
“Yo me considero un bateador de bola larga. Espero y me siento confiado que las cosas me saldrán bien. Tengo entendido que el pitcheo de la Liga es muy vigente y eso me ayudará bastante”, dijo Mahar.
Sin embargo, el pelotero grandes ligas también manifestó que su defensa es muy buena. Quizás es lo que más sorprende cuando está en el terreno.
“Las agarro todas. Ustedes me verán cuando esté en el terreno”.
“Debe ser un gran show verlo jugando aqui”, dijo Areas.
Mahar se unirá a los tronqueros Wilson Batista, Alexis Hernández, Fox y Andrés Rodríguez, convirtiendo al team en uno de los más temido en la Liga.
“Indudablemente que él nos llega a dar mejor posibilidad de victorias. Conozco su juego, es muy bueno y su bateo es tremendo”, comentó Fox.
En las Grandes Ligas, Mahar bateó .167 puntos, con tres hits, entre ellos un doble, en 18 turnos, y se ponchó en siete ocasiones.
“Aun cuando mis números no fueron buenos en las Mayores con Texas, sé que soy mejor jugador que eso”, dijo Kevin. “Jugar en Nicaragua debe de ayudarme a ajustarme a algunos pitcheos rompientes. Tan fuerte como juego en las mejores, así me verán jugando con el Chinandega”, terminó diciendo el
artillero.