Deportes

Casi perfecto trabajó Martí


TAIPEI
Mientras México daba una gran sorpresa en la quinta jornada de la Copa Mundial de béisbol, al derrotar ayer 9-5 al entonces invicto Taiwan, Cuba estuvo a punto de concretar el primer juego perfecto de los Mundiales.
Cuba se mantuvo como el único invicto del campeonato (5-0) al derrotar a Venezuela 10-0 en siete entradas, con gran actuación del lanzador Yadel Martí, quien estuvo a un out de completar el primer juego perfecto de la historia de los mundiales que empezaron en el año 1938.
Martí retiró a 20 hombres seguidos, pero permitió un sencillo de Lino Connell en el séptimo episodio y dio paso a Jonder Martínez, quien colgó el último out.
Los caribeños sacan un juego de ventaja a Canadá que se impuso 7-1 a Holanda, con nueve hits y destacado trabajo del pitcher
Brooks Mc Niven, vencedor de Robbie Cordemans.
Luego de sumar tres derrotas seguidas, los mexicanos aparecieron transformados en la grama del estadio Taichung de Taiwan y con ataque de 14 hits le propinaron la primera derrota del torneo a los locales, favoritos para entrar en medallas. José Cobos superó a Ni Fu Te en un encuentro cuyo resultado provocó un cambio de puntero en el grupo A en el que Estados Unidos es el nuevo ocupante del primer lugar, luego de derrotar 12-2 a España.
Los estadounidenses suman cuatro éxitos y un revés, y sacan medio juego de ventaja a Taiwan e Italia, y uno a Panamá y Japón, en un grupo enredado.
Italia se impuso 8-0 a Suráfrica con 13 imparables, entre ellos jonrón de Alex Liddi en racimo de cinco carreras en el segundo acto que garantizó la victoria de Orlando Oberto.
Panamá complicó su clasificación, al caer 2-6 ante Japón. Tiene balance 3-2, igual que los japoneses.