Deportes

Clavo para los Yanquis


Usa Today

Independientemente de la clase de contrato que consiga Alex Rodríguez, los futuros de Barry Bonds, Roger Clemens, Sammy Sosa y Mike Piazza serán interesantes de mirar, pero la mayor parte de intrigas rodeará a los Yanquis de Nueva York.
La competencia más feroz por una lista de jugadores que es poco profunda, involucra a jardineros centrales, cerradores y catchers.
Dos de esas categorías tienen que ver con los Yanquis, donde el cerrador, Mariano Rivera, y el catcher, Jorge Posada, pueden ser agentes libres --el período de clasificación empezó con el final de la Serie Mundial el domingo y dura 15 días--.
Encontrar a sucesores para Rivera y Posada complica las decisiones ya difíciles de hacer debido a sus edades. La longitud de contratos para ambos será crítica tanto por las negociaciones como por el dinero. Rivera tenía 30 salvamentos, pero su efectividad de 3.15 era superior desde que se hizo el cerrador de los Yanquis en 1997. Él dará la vuelta a los 38 años el 29 de noviembre. Posada, de 36 años, bateó un porcentaje de .338, el más alto de su carrera, y empujó 90 carreras.
Reemplazar a Posada podría ser más difícil, especialmente después que los Tigres de Detroit recogieron su opción de $13 millones sobre Iván Rodríguez. Los receptores más prominentes probablemente para archivar son Paul Lo Duca, de los Mets de New York; Yorvit Torrealba, de los Rockies de Colorado; Michael Barrett, de los Padres de San Diego; Jason Kendall, de los Cachorros de Chicago; y Brad Ausmus, de los Astros de Houston.
Francisco Cordero, de los Cerveceros de Milwaukee, segundo en la Liga Nacional este año con 44 salvamentos, encabeza una lista de cerradores que incluye muchas preguntas. Eric Gagne, de los Medias Rojas; Todd Jones, de los Tigres; Bob Wickman, de los Arizona Diamondbacks; y Armando Benítez, de los Florida Marlins, todos han tenido temporadas de 40 salvamentos o más. Algunos inconvenientes como la edad, las lesiones o la eficacia en disminución, rodean a todos ellos.
Esa lista podría crecer si los Rojos de Cincinnati no ejercen su opción de $3.5 millones sobre Eddie Guardado. Los Indios de Cleveland tienen una opción de $4 millones de dólares sobre Joe Borowski, un precio de ganga para el líder en salvamentos de la Liga Americana.
El jardín central es el punto de agentes libres más profundo. El Gemelo de Minnesota, Torii Hunter, y Andruw Jones, de los Bravos de Atlanta, son las mejores --y probablemente opciones más caras-- con Aaron Rowand siguiéndolos de cerca. Mike Cameron, de San Diego, y Corey Patterson, de los Orioles de Baltimore, también son elegibles.
Los outfielders de las esquinas están entre las decisiones más significativas sobre los años de opción. Los Rojos están estudiando los $13 millones para el left fielder Adam Dunn, y los Mets, $7.5 millones para Moisés Alou. Los Marineros de Seattle y José Guillén tienen una opción mutua de $9 millones, pero los Marineros optaron por dejarlo fuera.
Otros outfielders disponibles incluirán a Shawn Green, de los Mets; Shannon Stewart, de los Atléticos de Oakland; y Kenny Lofton, de los Indios. Los infielders incluyen al shortstop David Eckstein, de los Cardenales de San Luis; y Omar Vizquel, de los Gigantes de San Francisco, más los segundas bases Luis Castillo y José Valentín, de los Mets, y, potencialmente, Kaz Matsui, de los Rockies.
El pitcheo abridor es el área más fina. La mayor parte de nombres grandes son prestigiosos veteranos que se acercan a finales de sus carreras. Además de Clemens, que no ha indicado si quiere jugar el próximo año, la lista incluye a Curt Schilling, de los Medias Rojas; David Wells, de los Dodgers de Los Ángeles; y Kenny Rogers, de los Tigers. Otros vienen de lesiones, Bartolo Colón, de los Ángeles de Los Ángeles, y Freddy García, de los Filis.
Otra decisión de los Yanquis podría dar forma al mercado. Andy Pettitte, de 35 años, tiene una opción de a $16 millones para el 2008.
Los abridores que deberían atraer interés son Liván Hernández, de Arizona; Carlos Silva, de Minnesota; Kyle Lohse y Jon Lieber, de Filadelfia; Jeff Weaver, de Seattle; y Josh Fogg, de Colorado.
Como de costumbre, los equipos de mercado grande en Nueva York, Los Ángeles, Boston y son los que están en mejor posición para ser los grandes gastadores, pero los Rangers de Texas se hicieron un factor más prominente, gracias a la decisión de Alex Rodríguez.
Los Rangers se están ahorrando $21.3 millones sobre las tres temporadas que quedaban en el contrato de 10 años, $252 millones que firmó con ellos en el 2000. Los Rangers habían aceptado pagar esa parte de su sueldo como parte del traspaso en el 2004 que lo envió a los Yanquis.
San Francisco también puede tratar de utilizar los $15.8 millones que limpió de sus libros cuando los Gigantes decidieron no volver a contratar a Bonds.