Deportes

Indios fueron “estrangulados”


Carlos Alfaro

Bastaron dos episodios para que el Bóer entendiera que contra el derecho William Juárez la tarde sería triste y prolongada.
Retirando a seis de los primeros siete artilleros Indios, William se mostró agigantado sobre la loma, soltando rectas humeantes y combinándolas con un mortífero “slider”. Eso bastó para que los occidentales se impusieran rotundamente 6x0.
Fue un triunfo memorable para los occidentales, ya que, como club favorito para imponerse en esta cuarta edición de la Liga Profesional, ha empatado con en Bóer en el primer lugar con cuatro triunfos y dos reveses.
No era necesario un gran desborde ofensivo de Chinandega, especialmente cuando el abridor del Bóer, Rafael García, regalando cuatro boletos y golpeando a uno, hundía a la tribu desde el inicio con score de 2x0.
“No se puede aspirar a una victoria cuando el designado para abrir juego llega vacilante completamente, y más estando nuestra ofensiva ante un gran lanzador, como lo es Juárez”, dijo el manager de los Indios, Lourdes Gourriel.
Esa ventaja de dos pesó una enormidad para el Bóer. Cuando se amplió a 3x0 en el tercero por elevado de sacrificio de Alexis Hernández, la tribu por completo bajó la guardia y se sometió ante los latigazos de Juárez, como aceptando un destino inexorable: la derrota.
Jimmy González ligó hit en el cuarto y Jorge Luis Avellán disparó doble sin out en la pizarra, pero Juárez dominó a Clyde Williams y Manuel Mejía, y tras llenar las bases dándole boleto a Abea, Leytón falló en elevado de foul a la primera.
“Ése fue el momento de mayor presión”, dijo William. “Sabía que la ventaja era considerable, pero ellos son buenos artilleros y me exigieron al máximo.
Tras seis entradas de labor, el derecho abandonó la loma, y fue Oswaldo Mairena el encargado de continuar con el dominio monticular.
Lo contrario ocurría en el Bóer… Rafael García lanzó sólo cuatro inning, de tres carreras. Relevó Gonzalo López permitiendo dos en el sexto y una más en el séptimo en tres inning de labor, y así quedó resumida la ofensiva en el encuentro.
“Ellos estuvieron con un pitcheo imbateable. Muy incómodo para nosotros. Pero la batalla no termina ahí y vamos a luchar en el desafío siguiente para obtener la victoria”, dijo el receptor Manuel Mejía.
Por el Chinandega, Wander Pérez lanzó el último inning Con un imparable permitido. Por el Bóer, Juan Serrano lanzó el octavo inning sin carrera.