Deportes

Henry, maestro del gol


AFP / END
Thierry Henry es el máximo goleador con la selección de Francia.
Ser el mayor especialista ofensivo de un elenco en el que se incluyen nombres como Zidane, Platini, Fontaine o Papin, convierten a Thierry Henry, a sus 30 años, en un ‘pedazo’ de leyenda viviente.
Los minutos transcurrían inexorablemente y a muy pocos les llegaba ya la camisa al cuello ante la feroz resistencia lituana. En una fase clasificatoria tortuosa, marcada por la doble derrota ante los escoceses, y tras el tropiezo precisamente de los británicos en Georgia,los hombres de Raymond Domenech tenían en bandeja de plata una ocasión única para casi asegurarse un billete para la Euro 2008. Pero el gol no llegaba y el runruneo de la grada de Nantes calaba en los huesos de los jugadores galos. Temor, angustia, pesimismo... todo transformado en éxtasis en un momento sublime rubricado por la bota derecha de Thierry Henry, desde aquel mismo instante, el mejor goleador de la historia de la selección francesa, superando los 41 goles en 72 partidos de Michel
Platini.
La diana ante los lituanos fue toda una liberación. O al menos eso se deduce del rostro de ‘Titi’, poco dado a celebraciones exultantes, y al que las carcajadas se le escapaban por la boca mientras abría los brazos en cruz para acaparar el máximo de felicitaciones que el público le proyectaba. Los más aguafiestas hubieran podido objetar que Ribery intercepta el disparo del azulgrana, pero el misticismo se alargó un minuto más para que, esta vez en un contraataque marca de la casa, Henry colocara el 2-0 en el electrónico y su tanto número 43 como internacional.

*Grande entre los grandes*
Tras el partido, Thierry aparcó por unas horas su habitual carácter introvertido para expresar las sensaciones que el récord le había producido. Amante como pocos profesionales de la historia de su deporte, hasta a él le producía vértigo el pensar en haber sobrepasado a nombres de la más refinada burguesía del fútbol galo. Pero su trayectoria internacional se ve coronada con una marca, todavía ampliable en bastantes unidades, que habla a las claras de su principal virtud como jugador: un eclecticismo único para llegar al gol.
Su muestrario de dianas con los Bleus así lo corrobora: 31 con la pierna derecha (de las cuales una de falta y otra de penalti), cuatro con la izquierda y seis con la cabeza. Y aunque no tenga la efectividad de Fontaine (30 goles en 21 partidos), la plasticidad de Zidane, la habilidad de Platini o la potencia de Papin, ha ‘robado’ a todos un poco de su estilo para encabezar una nómina de lujo. Asombra la cantidad de tantos, pero asombra aún más lo decisivo de la mayoría y las múltiples versiones para anotarlos. Recordemos algunos de los más significativos, concebidos bajo el sello de los que ahora son sus ‘súbditos’.