Deportes

Malas señales


Taipei / PL
La selección cubana de béisbol cayó ayer 0-5 ante su similar de Australia en un partido previo al inicio de la Copa Mundial que arrancará el próximo día 7 en Taiwan.
Los australianos, subcampeones olímpicos en Atenas 2004, donde cayeron ante Cuba, pintaron de blanco a los actuales campeones mundiales, quienes apenas pudieron conectar cuatro hits.
La ofensiva cubana pareció de escolares en el amistoso, que persigue la adaptación de los jugadores a las 13 horas de diferencia entre Taiwan y Cuba, y sólo Alfredo Despaigne pegó más de un imparable.
El partido, jugado en el estadio Douliou, de Taichung, una de las sedes del Mundial, convirtió al zurdo Adan Blackley en el primer tirador australiano que se anota un triunfo ante una selección cubana.
Blackley, de 23 años, trabajó durante cinco capítulos sin permitir carreras, mientras el abridor cubano Elier Sánchez laboró durante cuatro episodios con siete ponches y un sencillo.
Los relevistas australianos mantuvieron el cerrojo sobre los cubanos y sólo aceptaron hit del segunda base Héctor Olivera y del inicialista Alexander Mayeta, mientras el pitcheo cubano flaqueaba tras la salida de Sánchez.
Adiel Palma, otro zurdo, aceptó dos anotaciones en el quinto, un inning en el cual intervinieron dobletes de Brett Ronenberg y Glen William.
Vladimir Baños aceptó otras dos por jonrón de Brad Harkam, además de doble de Tom Brice y sencillo impulsador de Ronenberg.
La última carrera australiana cristalizó ante el zurdo Asley Sánchez por cuadrangular de Mike Collins.
Cuba debutará en la Copa Mundial el próximo martes, justo ante Australia, en un partido en el cual pueden repetirse los abridores del partido de ayer.