Deportes

Rodríguez… ¿con quién?


Edgard Tijerino

dplay@ibw.com.ni

No es fácil entrar a Tiffany’s y salir con una joya. Uno las ve en las vitrinas, pero no las toca. Muchas veces, ni siquiera pregunta cuánto valen, concientes de que están fuera de alcance.
De los 30 equipos que se “fajan” en las Grandes Ligas, ¿cuántos podrían atreverse a hacer una oferta por Rodríguez como la que espera el agente Scott Boras? Boston seguramente va a tratar de llegar a un arreglo con Mike Lowell; los Mets tienen al utilísimo David Wright y Los Dodgers desde hace largo rato no hacen grandes inversiones.
Ahí están Los Ángeles de Anaheim. Ellos necesitan a un pelotero como Rodríguez para juntarlo con Vladimir Guerrero y poder ser temidos en la postemporada. Pero si consiguen a Rodríguez por casi 30 millones anuales, ¿de cuánto podrán disponer para reemplazar al agente libre Bartolo Colón?.
Boras ha dicho que los Yanquis tienen abiertas las puertas para negociar, pero el orgullo herido no es reparable en las oficinas del “clan” Steinbrenner. Sería sorprendente que se mostraran interesados en Rodríguez después de todo lo que pasó.
Cierto, Rodríguez es inmenso y podría seguir construyendo cifras tan grandiosas como las que logró este año, pero aún así, con posibilidad de quebrar la marca de Bonds, se ve muy costoso. Seattle y Texas lo vieron atravesar por grandes actuaciones, pero no los llevó a la conquista de las Galias.
Curt Schilling, en tanto, se va de Boston y descarta vestir la casaca de los Yanquis. Sin el poder que lo hizo temible, Schilling, por cumplir 41 años, cobró 13 millones en este 2007 por ganar nueve y perder ocho, con 3.87 en carreras limpias. Sin embargo, su 3-0 en la postemporada lo hace interesante. A esa edad y temiendo un brusco deterioro como ha ocurrido con tantos pitcheres de calibre, incluyendo Bob Gibson sin enfrentar lesiones, Schilling no es una atracción.
Los Yanquis han garantizado al impulsador de 101 carreras Bobby Abreu por 16 millones. Con la salida del line-up de Rodríguez, retener a Abreu se convirtió en una obligación.
¿Hay alguien interesado en Barry Bonds buscando el hit 3,000? Más que su envejecimiento, es el “olor a esteroides” lo que afecta a Bonds, quien dice estar en capacidad de conectar 28 ó 30 jonrones con 330 turnos oficiales y empujar unas 70 carreras. Aún considerando eso posible, es poco probable que alguien se atreva.
¿Qué harán los Gemelos con el zurdo Johann Santana? Sabiendo que al finalizar 2008 Santana es agente libre, si Minnesota ve su futuro oscurecido después del Juego de Estrellas, podría cambiarlo antes del 31 de julio como un factor de mayúscula incidencia para cualquier equipo en la pelea y evitar quedar con las manos vacías.