Deportes

Un show de Monstruos


Edgard Tijerino

Ahí están los Spurs de San Antonio, resplandecientes campeones de la NBA, listos para tomar el reto de seguir en el trono. Hay muchos retadores, sobresaliendo los Mavericks de Dallas, los Cavaliers de Cleveland, los fortalecidos Celtics de Boston y los perennes Pistons de Detroit.
Equipos como los Nuggets de Denver, los Soles de Phoenix, los Rockets de Houston, los Bulls de Chicago, el Heat de Miami y los Knicks de Nueva York, aumentan el alboroto por su capacidad para fabricar complicaciones y hasta proyectarse como amenazas.
Hay quienes piensan en finales de Conferencia Spurs-Mavericks y Pistons-Celtics sumergidas en un suspenso extremadamente filoso. ¡Qué bueno sería!
Con más madurez, Lebron James, el superastro de Cleveland, pretende impactar haciendo olvidar la incertidumbre que mostró en el cierre de temporada, pero el fantástico Dirk Nowitzki, de Dallas, confía en repetir como Más Valioso.
Kobe Bryant, líder anotador con constantes rendimientos encima de los 50 puntos, será la figura cumbre de los Lakers y el hombre al que hay que detener; el chino Yao Ming, un centro destructivo, y el versátil Dwayne Wade, del Heat, junto con el cerebral Tony Parker y el inagotable Tim Duncan, ambos de los Spurs, son factores de seguridad para la exigencia del espectáculo
¿Qué tan incidente podrá ser el severamente golpeado Shaquille O´Neal para Miami? ¿Qué tanto va hacerse sentir Kevin Garnett con los Celtics? ¿Cómo sujetar a Vince Carter y Jason Kidd de los Nets?
Como siempre, al despegar la NBA, todos se encuentran confundidos en el mundo del acertijo.