Deportes

Spurs, defienden cetro


Los Spurs de San Antonio, últimos ganadores del anillo de la NBA, buscarán
repetir y obtener su quinto título en diez años en la nueva temporada que comienza hoy.
Luego de derramar sudor sobre los micrófonos de la prensa, Manu Ginóbili se secó la frente con la camisa recién planchada de un empleado de los Spurs de San Antonio.”Sólo quiero demostrarles que estoy trabajando”, dijo, riéndose.
Los Spurs, cuya consigna es no cambiar y ganar más títulos, cuentan con Tony Parker, el Más Valioso de la final anterior, el formidable Tim Duncan, Bruce Bowen, Fabricio Oberto, Michael Finley y Ginobili.
A partir de hoy, los campeones reinantes de la NBA intentarán mantener esa actitud, en busca de un bicampeonato y el quinto título en diez años. Dallas y Houston son sus rivales directos en la división del Sureste, y los Suns de Phoenix sumaron a Grant Hill en un equipo que pudo haber derrotado a San Antonio en la segunda ronda la pasada temporada, pero las suspensiones para el quinto partido de Amare Stoudemire y Boris Diaw por salir de la banca tras una falta violenta de Robert Horry sobre Steve Nash.
Para variar en lo positivo, el Este asoma como una conferencia más competitiva. El pase de Kevin Garnett, de Minnesota a Boston, fortalece a una conferencia en la que tres equipos con récord por debajo de .500 avanzaron a los últimos playoffs.
“Hay como seis o siete equipos en el Oeste que se van a sacar chispas”, declaró el técnico de los Spurs Gregg Popovich.
“Y lo que realmente es bueno para los aficionados de la NBA es que en el Este se verá lo mismo. Sólo habían entre dos o tres equipos con oportunidades de ir a la final. Pero ahora hay como cinco, seis o siete, y cualquiera puede estar en la final. Va a ser una gran temporada”.
Uno de esos equipos es Boston, que adquirió a Ray Allen de Seattle y luego obtuvo a Garnett, cuando los Timberwolves finalmente decidieron desprenderse del jugador símbolo del club.
Los Celtics se desilusionaron cuando no pudieron fichar a Greg Oden o Kevin Durant mediante el draft. Sin embargo, ahora parecen estar en una posición inmejorable por llegar a la última instancia de a campaña.
“Éste será el primer año que encaro una temporada con tantas expectativas cifradas en nosotros”, comentó el astro de los Celtics Paul Pierce. “En nueve años no recuerdo que se espere tanto. Será divertido. Habrán altibajos, pero creo que lo conseguiremos”.
Los Cavaliers hicieron poco para reforzar un equipo que ofreció el peor desempeño ofensivo en la historia de la final, pero James exhibió mayor progreso al representar a Estados Unidos en el Torneo de las Américas. Cleveland lo necesitará en todo su esplendor para mantener a raya a Chicago, Detroit y los demás rivales de peso en el Este.
Bryant fue compañero de James en el equipo de Estados Unidos que obtuvo su boleto para los Juegos Olímpicos del año próximo. Ahora, sin embargo, parece condenado a seguir con los Lakers, le guste o no.
Hastiado por eliminaciones consecutivas en la primera ronda de los playoffs, Bryant fustigó a los ejecutivos del equipo por no hacer contrataciones de fuste y pidió que le cambiasen.
Aunque a los Lakers no les entusiasma la idea de canjear al máximo anotador de la liga en las pasadas dos campañas, el dueño Jerry Buss dijo este mes que escucharía ofertas por Bryant, quien muy posiblemente podría empacar maletas a un equipo del Este.
El Juego de Estrellas de esta temporada tendrá como sede Nueva Orleáns, donde los Hornets podrán disputar todos sus partidos esta temporada, luego de pasar buena parte de las dos previos en Oklahoma City por el huracán Katrina.
Tampoco se puede estar seguro que la gente irá a alentar a los SuperSonics, cuyos días en Seattle podrían estar contados. El dueño Clay Bennett quiere una nueva arena y ha amenazado con mudar el equipo a otra ciudad.
Seattle tiene que agradecer que Durant esté en sus filas, luego que quedó a su disposición cuando Portland prefirió a Oden como la primera opción del draft y luego quedó descartado para toda la temporada al operarse la rodilla.
De todas formas, la NBA no se puede zafar de su pasado. Algunos remanentes del último año darán coletazos en Nueva York. A poco del inicio de la temporada, los Nuggets de Denver visitarán a los Knicks por primera vez tras la gresca que le costó 15 juegos de suspensión a Carmelo Anthony. Además, Donaghy tiene pautada la audiencia en la que será sentenciado por lo de las apuestas.