Deportes

Jiménez sin presión


El novato dominicano Ubaldo Jiménez (Rockies), quien abrirá hoy el segundo partido de la Serie Mundial de béisbol en el Fenway Park de Boston ante los Medias Rojas, aseguró ayer no tener miedo al duelo con el veterano astro Curt Schilling.
“Nunca he trabajado aquí (Fenway Park) ni tampoco lo he hecho ante Schilling, pero realmente no me siento presionado”, señaló en rueda de prensa Jiménez, quien recibió el visto bueno del piloto Clint Hurdle.
Jiménez terminó la campaña regular con balance parejo de 4-4 y promedio de limpias de 4.28 y en los playoffs presenta récord de 0-0 con 1.59, mientras que Schilling, que está en su tercera Serie Mundial, lo hizo para 9-8 con 3,87 y 2-0 con 3,38, respectivamente.
“Yo sé que él (Schilling) es uno de los mejores pitcher de las Mayores y con un récord impresionante en postemporada (8-2), realmente yo lo admiro mucho, pero mañana (hoy) me debo de olvidar de eso”, subrayó el dominicano.
“Ubaldo (Jiménez) presenta una serie de condiciones extraordinarias pese a ser un jugador joven, pues a pesar de ser un novato demostró mucho las veces que salió en la temporada”, apuntó el manager Hurdle.
“Tener un buen compañero de batería es muy importante, pienso que Yorvit ha sido clave en mis éxitos”, destacó también Jiménez del receptor venezolano Torrealba.
El ‘enmascarado’ venezolano ha jugado un papel destacado con el conjunto de Colorado, al participar en 113 juegos en la recién terminada temporada, en la que conectó para .255, con 8 jonrones, 47 impulsadas y 22 dobles, compartiendo su posición detrás del plato con el también receptor Chris Iannetta.
Frente a Boston, en junio en partidos Interligas, Torrealba conectó de 11-5, para un elevado promedio de bateo de .455.
Empero, Schiling y el piloto ‘patirrojo’, Terry Francona, confían en que ese partido será la segunda victoria de los Medias Rojas en este ‘Clásico de Otoño’.
“No cabe dudas que ellos (Rockies) son buenos, sino no estuvieran aquí, pero yo debo hacer mi trabajo como siempre y poner lo mejor para repetir lo de aquella vez (Serie Mundial-2004)”, dijo Schilling, quien también presenta un excelente récord de 3-1 y 2,11 a este nivel.
Los Medias Rojas de Boston ganaron la Serie Mundial de 2004 con barrida de 4-0 contra los Cardenales de St. Louis y Schilling tuvo una destacada actuación pese a jugar con un tobillo lesionado, al lograr una victoria importante frente a los Cardenales en seis inning en blanco.
“Todos conocen como es él (Schilling) a este nivel, su historia y la forma en que está habla por sí sola”, señaló por su parte Francona, quien agregó que “obviamente, nos beneficia un poco en esta primera etapa el bateador designado, pero después en Denver tendrán que batear nuestros pitcher”.
El bateador designado es normal en la Liga Americana y se utiliza en el “Clásico de Octubre” en los partidos que se efectúan en la sede de ese circuito.
La serie Interligas entre ambos equipos este año favoreció a los inspirados Rockies 3-2.