Deportes

El reto de Roa


Carlos Alfaro

Por años, Henry Roa siempre fue considerado el “maestro del bateo”. El respeto hacia él era tan grande, que su nombre fue utilizado en innumerables ocasiones, en las interminables discusiones y comparaciones de los mejores peloteros en la historia de nuestro béisbol.
El out más difícil, el artillero más oportuno, el pelotero insigne, la imagen de un equipo, el ídolo de una ciudad, todo eso construyó Henry durante sus 18 años como pelotero. Indudablemente una carrera fulgurante, que debe desembocar en el “Salón de los Inmortales” del deporte casero.
Roa siempre fue un vencedor de obstáculos. Se caracterizó como un amante de los retos, y su imagen agigantada de “héroe”, fue debido a sus constantes triunfos, a sus batallas ganadas.
Ahora Henry está ante un nuevo reto. Ya no tendrá un trozo de madera entre sus manos para buscar cómo imponerse, ahora será a base de conocimiento, astucia, decisiones acertadas, las que determinarán si puede ser siempre victorioso, o caer ante los enfrentamientos, como muy poco se le vio.
Cómo manager del equipo felino, Roa está consciente de la responsabilidad, y más aún de dirigir un equipo de una tradición única, siendo él un joven estratega.
“Todo inicio es difícil. Estoy claro de eso. Pero también creo que los grandes managers pasaron por esto, y la clave fue la paciencia de los directivos para con ellos”, dijo Roa.
Durante 18 años, tuvo la experiencia de jugar bajo la dirección de casi todos los mentores del país.
“Recuerdo que estuve un rato con Omar, con Noel Areas, con muchos. Pero si me tocara cual estilo de dirección, creo que fue el mejor, o el que quisiera tener, es el de Davis Hodgson”, dijo Henry.
“Se trataba del más completo estilo de dirección”, dijo Roa. “Él siempre hizo los movimientos perfectos y si se fallaba, no era por su culpa. Lamentablemente así es el juego, las cosas no le salían”, añadió.
Arístides Sevilla será el abridor del primer juego según Roa… A pesar que se mencionó que Sevilla sólo tenía orientaciones de actuar como relevista, el derecho le comentó a Henry que podía realizar 80 lanzamientos como máximo, entonces por ello Roa considera en usarlo mejor como abridor.
“Vamos a discutir bien su estatus. Creo que como abridor y teniendo disponibles 80 lanzamientos, se trata de seis episodios sólidos que Sevilla nos puede brindar. Pero lo veremos en estos días, porque hasta el momento él es mi abridor para el viernes ante el Bóer”.
Henry manifestó que entre los jugadores extranjeros, todos lo han impactado, pero más el antesalista Jared Head, quien se ha mostrado muy bien con el madero y con una sólida defensa en la tercera base.
“Creo que tengo un gran club. Un equipo como siempre aguerrido. No me siento presionado, es más, si no lo estuve como pelotero, creo que tampoco como mentor”, añadió.
El reto está planteado para Roa, y él cree poder librar la batalla, justo como lo hizo con madero en mano en su residencia de lujo, la caja de bateo, ante verdaderos monstruos de la colina.