Deportes

De “boom” a fiasco


La suerte estaba en sus manos.
A una semana del final, el Galaxy de Los Ángeles tenía la ventaja de que le quedaban dos partidos y --sin más vueltas-- ganándolos se metía en la postemporada de la MLS. Fue un empate (1-1) ante Red Bulls a mitad de semana y un cierre penoso en el Toyota Park de Chicago donde perdieron 0-1, para anticipar sus vacaciones.
Así terminó el primer capítulo de la experiencia de David Beckham en la MLS, aunque claramente estaba destinado a conseguir más cosas.
Pedacitos de partidos. Minutitos. Gotas de transpiración y migajas de su talento fue todo lo que nos dejó el más mediatizado futbolista de estos años.
Lo de fondo es que Galaxy se quedó fuera en el tramo decisivo del torneo y ya piensan en el próximo año. Un solitario gol de John Thorrington en el minuto 92 dictó sentencia.
De esa manera el Fire llegó a 40 puntos. Por eso la fiesta se quedó en Chicago un equipo, que en todo caso lo mereció más.
Cambiaron su estructura básica a mitad de temporada. Llegó el DT Osorio; sumaron a Cuahutémoc Blanco, Paulo Wanchope y Wilman Conde y empezaron una escalada de buenos resultados que les ha puesto cuartos en el Este.
No está demás decir que la eliminación del equipo ‘boom’ de la temporada, por la llegada de Beckham, se constituye en el gran fiasco del año en lo estrictamente deportivo. En lo económico sabemos que ya es un éxito.
Listos los playoffs
El formato de la MLS para su postemporada, tenía predeterminado que clasificaban los dos primeros en cada una de las conferencias y que los otros cuatro invitados entraban por el sistema del wild card, es decir, los que más puntos hicieran vista la tabla con los trece equipos del torneo.
Así ingresaron Chivas USA y Dynamo de Houston por el Oeste y DC United y New England por el Este. Luego clasificaron por mayoría de puntos el FC Dallas, Red Bulls de NY Wizards de Kansas y Fire de Chicago. Lo único que cambió fue que, merced a su triunfo de último día los de La ciudad de los Vientos quedaron por delante de Wizards...y cambiaron de rival.
Balón de Oro
El brasileño Luciano Emilio, delantero del DC United, se adjudicó este lunes el Botín de Oro 2007 del campeonato de fútbol de Estados Unidos (MLS), concedido al goleador de la Liga durante la temporada regular.
Emilio, quien también adoptó la nacionalidad hondureña, anotó 20 goles en la campaña 2007, uno más que el colombiano Juan Pablo Ángel, delantero del New York Red Bull, y cuatro más que su colega del New England, Taylor Twellman.
El cañonero brasileño se convierte en el primero en marcar 20 goles desde la temporada 2002, cuando el guatemalteco Carlos ‘Pescadito’ Ruiz consiguó 24 anotaciones jugando para Los Angeles Galaxy.
Emilio, de 28 años, ayudó a que el United consiguiera récord de 16-7-7 (un triunfo más que en el 2006) y avanzara a la Liguilla por el título.
El sudamericano se unió al DC United en enero de 2007, proveniente del CD Olimpia de Honduras, e inmediatamente tuvo impacto con su nuevo equipo marcando cuatro goles en la Copa de Campeones CONCACAF, para conducir al DC United a las semifinales de ese torneo.