Deportes

Buscando la proeza


Martín Ruiz

Después de la convincente clasificación a la segunda ronda de las eliminatorias olímpicas Beijing 2008, en que se venció dos veces a El Salvador con un global 5-1, la Selección Femenina de Fútbol Sub-23 se medirá esta tarde a su similar de Costa Rica, partido en que se busca la proeza de seguir avanzando.
El partido se desarrollará a las tres de la tarde en el Estadio Olímpico del Instituto Nicaragüense de Deportes, IND, luego de que ayer el Comisario del Partido, el beliceño Bertie Chimilio, autorizó el cambio de cancha, en vista de que los terrenos del Estadio Cacique Diriangén y del Olímpico de San Marcos no reunían las condiciones exigidas por FIFA y Concacaf para este tipo de encuentros.
Y ahí las nicas tratarán de tocar el cielo, enfrentando a un equipo de mayor oficio, con jugadoras de renombre internacional, como la volante Shirley Cruz, del Olympique de Lyon, Francia, y las defensoras Vanessa Rojas, de la Universidad de Loyola Marymount, California; y Amanda Esquivel, de la Universidad de San Diego, California.
El fútbol femenino tico ocupa el puesto 49 en la clasificación mundial de la FIFA, con 1498 puntos, como el país centroamericano mejor ubicado, y en Concacaf es el número cinco, superado sólo por Estados Unidos, Canadá, México y Trinidad y Tobago.
Nicaragua está en el puesto 113 del ranking de la FIFA, con 1138 puntos, y es el 17 de 26 miembros de Concacaf. El team nacional está impulsado por el accionar de Modesta Rojas, Marjurie Pérez, Meyling Morales y compañía, quienes buscan un gran resultado.
Pero las posiciones están lejos de lo que puede suceder en el césped del IND, donde hace una semana se concretó una goleada 3-0 sobre El Salvador, que según el técnico tico Juan Diego Quesada y la jugadora Shirley Cruz, fue una sorpresa, ya que el favorito era el conjunto salvadoreño, por lo que actuarán con cautela en este juego de ida de las eliminatorias.