Deportes

Un mismo sueño


Las selecciones Olímpicas femeninas Sub-23 de Nicaragua y Costa Rica disputarán, hoy a partir de las tres de la tarde en el Estadio Olímpico del IND, los primeros noventa minutos de esta serie que otorga un boleto a la ronda hexagonal de Concacaf de las eliminatorias olímpicas Beiging 2008.
Esta tarde se terminarán las especulaciones, y la subjetividad da paso a la verdad y será en la cancha donde se sabrá quién es quién en este duelo, en que las ticas deberán mostrar cuan sobradas están en el fútbol femenino en la región de Centroamérica.
La selección de Nicaragua está dirigida por Edward Urroz y comandada por la feroz atacante Modesta Rojas, quien encabeza la legión de humildes pinoleras que con un fútbol práctico ordenado saldrá a la cancha del IND a dirimir en un duelo las diferencias deportivas, concientes de que frente a sus rivales del sur hay algo más en juego, como honor, dignidad y vergüenza deportiva.
El antecedente inmediato que precede a esta eliminatoria son los dos contundentes triunfos de las pinoleras sobre El Salvador, en los que sobresalió Modesta con cuatro anotaciones, mientras que Costa Rica esperó al ganador de la llave Nicaragua-El
Salvador, debido a que quedó sembrado para esta fase para disputar el boleto a la hexagonal.
El escenario está preparado, las protagonistas esperan con ansias el silbatazo inicial que ponga en marcha el camino hacia una hazaña nunca vivida por las ticas y nicas. El fútbol de piernas sin cabello espera de las y los románticos seguidores, su presencia en las tribunas para que con su aliento las motiven a presentar un buen espectáculo.