Deportes

¿Resistirá Hamilton?


Sao Paulo, Brasil

La batalla final por el título de campeón del mundo de Fórmula Uno entre el británico Lewis Hamilton y el español Fernando Alonso --ambos con McLaren-Mercedes-- y el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) se dilucida este fin de semana en el circuito Interlagos, escenario del Gran Premio de Brasil, decimoséptima y última prueba del Mundial.
Esta última cita lleva una carga de suspenso. Los tres pilotos se juegan el campeonato y tienen opciones matemáticas. El que sigue teniendo más opciones: Hamilton. El piloto llega con 107 puntos a la última cita del mundial. Su compañero de equipo, Fernando Alonso, tiene 103 y el finlandés Kimi Raikkonen, de Ferrari, 100.
Alonso tiene varias posibilidades de ganar su tercer campeonato. Si el asturiano queda primero sumaría 10 puntos o lo que es lo mismo terminaría con 113 puntos el mundial. Hamilton no podría quedar segundo pues se llevaría el mundial con 115 puntos, aunque sí tercero: sumaría también 113 aunque Alonso ganaría el desempate al tener más victorias en la temporada.
Si Alonso queda segundo, Hamilton debe llegar sexto a la meta o más abajo. Si el doble campeón del mundo queda tercero, el inglés tendría que llegar en séptimo lugar. Alonso no depende de él mismo, pues a Hamilton le basta un segundo puesto aunque confía en que Raikkonen se cuele entre los dos para ganar por tercera vez consecutiva. El finlandés lo tiene muy complicado para dar el título a Ferrari: el abandono de los dos pilotos de McLaren le serviría si queda primero o segundo.
Este final tan apretado no es muy habitual. Será la novena vez en la historia de la Fórmula Uno en la que tres pilotos se jugarán el campeonato del mundo. De las ocho ocasiones anteriores en tres ganó el piloto que llegó líder a la última prueba, en cuatro los que ocupaban la segunda posición, como el caso de Alonso, y tan solo en una, en el primer mundial de 1950, el italiano Giusseppe Farina, que era el tercero, logró el título.
La última vez que tres pilotos llegaron con posibilidades de lograr el mundial a la última prueba fue hace 21 años, cuando el británico Nigel Mansell (Williams-Honda), el francés Alain Prost (McLaren-TAG) y Nelson Piquet (Williams-Honda) se jugaron en el Gran Premio de Australia disputado en Adelaida el campeonato, que fue para Prost, al reventar un neumático Mansell a 19 vueltas del final, cuando tenía la carrera controlada.