Deportes

¿Seguirán sorpresas de los debutantes?


Fox Sports

De los últimos cinco equipos que llegaron por primera vez a la Serie Mundial, cuatro terminaron ganándola. Ahora los Rockies buscarán mantener esa suerte de primerizos.
Los Azulejos de Toronto fueron a su primer clásico de octubre en 1992 ante los Bravos de Atlanta y los vencieron cuatro juegos por dos. Un año después, frente a los Filis, sumaron su segunda corona.
En 1997 le tocó el turno a los Marlins de la Florida, nacidos en 1993, al igual que los Rockies.
Todavía están frescas las imágenes del colombiano Edgar Rentería pegando el hit decisivo en el final del undécimo inning del séptimo juego ante los Indios de Cleveland y de cubano Liván Hernández, MVP de aquella serie, gritando "I love you, Miami" en su entonces muy precario inglés.
Con el nuevo siglo llegaron a la Serie Mundial los Diamondbacks de Arizona, nacidos en 1998.
En 2001 salieron como casi seguras víctimas ante los poderosos Yanquis de Nueva York, que venían de ganar las coronas en 1998, 1999 y 2000.
Pero el dúo de Randy Johnson y Curt Schilling amarró a los Bombarderos del Bronx y el cubano Luis González, con un sencillo al jardín central en el final del noveno inning del séptimo juego inclinó hacia Arizona la balanza en una de las mejores Series Mundiales de la historia.
Un año después, los Angelinos de Anaheim, también en siete desafíos, superaron a los Gigantes de San Francisco en un clásico otoñal exclusivamente californiano.
Sólo los Astros de Houston cayeron en 2005 ante los Medias Blancas de Chicago.
Ahora, Matt Holliday, Kazuo Matsui, Todd Helton, Manny Corpas y compañía intentarán sacar a relucir la suerte de triunfantes debuts.
Ya sean sus rivales los Indios de Cleveland o los Medias Rojas de Boston, Colorado ha pasado de ser la Cenicienta de la postemporada 2007.
Barridas consecutivas sobre los Filis de Filadelfia y los Diamondbacks, pero sobre todo el modo en que están jugando, convierte a los Rockies en el favorito para llevarse la gloria máxima del béisbol.
No sólo por las 21 victorias en sus últimos 22 juegos, incluidos los 15 finales de la temporada regular, sino por el hecho de que cada día tienen un héroe diferente.
A veces es Holliday, otras es el venezolano Yorvit Torrealba o el pitcher Jeff Francis.
Los Rockies no dependen de uno o dos hombres, sino del trabajo conjunto de todos sus integrantes. Ahí puede estar la clave de su invencibilidad.