Deportes

Diriangén milagroso


Mariano López

Goles de José Carballo y del hondureño César Salandia en la recta final del partido le permitieron a los Caciques del Diriangén alzarse con una gran victoria 2-1 ayer en Ocotal, en partido de reposición de la duodécima jornada del Torneo de Fútbol Apertura 2007 del Nacional de Fútbol de Primera División.
El partido se celebró en el estadio “Roy Fernández”, de Ocotal, donde los Caciques pusieron fin al encanto que venía teniendo el Deportivo Ocotal, que no perdía en su campo, hasta que los diriambinos remontaron sensacionalmente el partido.
Ocotal hacía el milagro, al tomar la delantera a los 19 minutos de iniciado el cotejo, con gol del esteliano Harold Jarquín, quien en armonía con el panameño Mauro Allen perforó la cabaña de Denis Espinoza.
Pero los Caciques presionaron y con dos iluminadas acciones ofensivas se agenciaron el triunfo.
José “Chichi” Carballo, de tiro libre, a los 87 minutos, y el hondureño César Salandia, a los 90+2 del tiempo de reposición, fueron los anotadores de los goles del triunfo diriambino. Fue el octavo gol del Salandia.
Una repentina llovizna afectó un poco el desarrollo del partido a partir del minuto 60, y aunque al final se inundó la cancha del “Roy Fernández”, eso no impidió que la escuadra visitante continuara invicta en el Apertura. Ambos clubes terminaron con un hombre menos al ser expulsados el panameño Gerardo Negrete, por Ocotal, y Remy Vanegas, por Diriangén.
La derrota de Ocotal fue la segunda bajo la conducción del nica-hondureño Jorge Alberto Amador, tercer director técnico que esta novel entidad.
Ayer también se jugó en el Estadio Olímpico de San Marcos, que resultó la caldera que condenó a los “Diablos” del América, los que cayeron nuevamente ante San Marcos, ahora con marcador 1-0. El argentino Batista Alfredo fue el anotador del gol del triunfo de los “canarios”, que logran apenas su segunda victoria del torneo. La de ayer fue la octava derrota para los americanistas que han descendido junto a Ocotal a lo más bajo de la tabla, con ocho puntos cada uno.
Con estos resultados, Diriangén llegó a 24 unidades que lo afirman en el subliderato del torneo. San Marcos salió del fondo de la tabla y pasa a la octava plaza, con diez puntos.
De esta duodécima jornada queda pendiente el partido entre Masatepe y Deportivo Jalapa que se podrá jugar el próximo miércoles.