Deportes

“Vengo a tronar”


Carlos Alfaro

Llegó el feroz artillero Clyde Williams y los montículos tiemblan. No esconde sus pretensiones: "Vengo a tronar", advierte.
El último "dinosaurio" que se ha visto en nuestro béisbol debe convertirse en el epicentro del espectáculo si vuelve a mostrar esa ofensiva desbordante que empujó al Bóer a la conquista del título en la temporada 2006-2007.
Williams, el artillero norteamericano que con su accionar de 13 vuelacercas y 16 dobles, más un carisma capaz de cautivar a la multitud boerista, intentó el año pasado convertirse en el más grande ídolo en el juego, incluso, hasta atentó con la imagen del mítico Marv Throneberry.
“Él no sólo representa una mejor opción para ganar, sino que mejor asistencia de aficionados en el juego. Williams ha sido sin lugar a dudas, el pelotero más importante en todo el sentido de la palabra, que se haya visto en nuestra pelota en los últimos años”, dijo Nemesio Porras, Gerente General del club.
Clyde aterrizó por la tarde. Una fuerte batería de periodistas lo esperaba en la terminal aérea. Su rostro no dejó de asombrase al ver el tumulto que causó su presencia. “Yo pensaba venir, tomar un taxi e irme al hotel. Pero veo que todo está comenzando bien”, dijo Williams.
Clyde viene de descargar 18 vuelacercas y remolcar 74 carreras en la Liga Independiente que participó este año.
“Y así como troné allá, así vengo a dar palo aquí”, dijo el pelotero, quien la temporada pasada finalizó sexto entre los mejores bateadores de la Liga, con .311 puntos.

¿Vamos a verte tronar desde el principio?
“A como dije el año pasado, sólo necesito de diez juegos para ponerme al cien por ciento. Tengo aproximadamente 20 días de estar de descanso. Pero estoy seguro que me irá bien”.
De la campaña anterior, ¿cuál es el recuerdo más grato que tenés?
“Me encantó ir a León en la final, y dejar callada a esa afición mientras me gritaban gringo mier...”.
¿Existen cifras que te has trazado como metas?
“Números no, pero siempre mi meta es dar lo mejor de mí. Así ocurrió el año pasado. Me recuperé de un mal inicio y terminé siendo la gran figura”.
¿Un poco de presión por lo que has llegado a significar en nuestro béisbol?
“Hay mucha responsabilidad, pero a lo largo de mi carrera he sabido manejarme en medio de ello. Creo que en vez de presión hay mucho entusiasmo de volver a actuar, justo como lo hice el año pasado”, culminó Williams.