Deportes

Rockies, magia pura


Edgard Tijerino

dplay@ibw.com.ni

¿Qué es la suerte? Según los Rockies de Colorado, sacar el máximo provecho de las oportunidades que se te presenten. Por lo que hemos visto y después de su brillante triunfo anoche, podemos generalizar sobre eso.
Con una impactante ofensiva de seis carreras desplegada en el quinto inning, sellada por ese jonrón con dos a bordo del destructivo Matt Holliday, el equipo de Colorado aseguró una barrida sobre los Cascabeles de Arizona, tan imprevista como la lograda contra los Filis.
Ese impulso que garantizó la victoria más significa de su historia por 6-4, les ha permitido ganar 21 de su últimos 22 juegos, tiene que ser producto de magia pura, algo capaz de asombrar a David Cooperfield y Lance Burton, “los Mandrake” de Las Vegas.
Anoche, emocionando hasta el éxtasis a una delirante multitud, los Rockies comenzaron perdiendo cuando un hit de Conor Jackson contra el venezolano Franklin Morales impulsó a Micah Owings con dos outs en el inicio del tercer inning.
La diferencia de uno por cero con tanta caña que moler, solamente “mordió” un poco el ánimo de la multitud, pero no afectó la confianza en un resurgimiento del equipo revestido de bravura, abrazado a la inspiración.
En el cierre del cuarto, los Rockies saltaron sobre los Cascabeles en un asalto tipo pirata, desequilibraron bruscamente el marcador aprovechando al máximo el error del inicialista Conor Jackson y terminaron adueñándose del boleto para ingresar a su primera Serie Mundial.
El joven tirador derecho de seis pies cinco pulgadas, Micah Owings, sacó dos outs y cedió dos bases antes de enfrentar al emergente Seth Smith. Con dos en posición anotadora, Smith ataca el lanzamiento de Owings: fue un swing de complicado desarrollo, una pelota que pareció más raspada que golpeada, una parábola desesperante fuera del control de tres guantes ansiosos necesitados de mayor velocidad de piernas, y finalmente, el aterrizaje en la grama del left, suave pero dañino, mientras dos “Rockies” anotaban volteando la pizarra 2-1.
El probable tercer out, un roletazo de Willie Taveras a primera, lo pierde Conors y quedan hombres en las esquinas. El hit de Kaz Matsui amplía la ventaja 3-1 y Holliday, probable Más Valioso de la Liga, campeón bate y líder impulsador, jonronea sobre el muro del jardín central para redondear la ofensiva de seis carreras. No se necesitaba algo más.
Era demasiado para los Cascabeles. Se sintieron aplastados. Sin embargo, tuvieron aliento para presionar en el octavo. Con Drew y Jackson a bordo y dos outs, Chris Snyder jonroneó por el left para acercar la pizarra 6-4. Un triple de Justin Upton creó la posibilidad del empate, pero el panameño Manuel Corpas terminó ponchando al emergente Tony Clark.
El equipo de la magia inagotable, estos impresionantes Rockies, concretaron una espectacular barrida.