Deportes

¡Esa fiereza!


Edgard Tijerino

A ratos Boston se ve muy pesado mientras establece diferencias drásticas, como un elefante aplastando un escarabajo. Exactamente eso ocurrió anoche en el siempre “retocado” Fenway Park. Los Medias Rojas, con un despliegue de fiereza, aun sin tumbar verjas, se impusieron 10x3 a los Indios y tomaron ventaja 1-0 en la serie por el banderín de la Liga Americana.
Boston, que por vez primera desde 1946 consigue el mejor balance del béisbol y que logra su primer título de división en 12 años, se apoyó en el pitcheo consistente del abridor Josh Beckett y en el funcionamiento de una ofensiva insistente para edificar la importante victoria.
En 1995, con Denis Martínez enfrentando a Roger Clemens en la tercera batalla del primer playoff, los Indios, que no ganan un título de Serie Mundial desde 1948, barrieron a los Medias Rojas y repitieron como verdugos en el 98, pero al año siguiente, los de Boston reaccionaron espectacularmente después de perder los dos primeros juegos, liquidando a los Indios.
Beckett, un ganador de 20 juegos, ponchó a los dos primeros bateadores antes de ser estremecido por el jonrón de Travis Hafner. La ventaja de los Indios fue derretida en el cierre por un hit de Manny Ramírez impulsador de Kevin Youkilis.
El zurdo C.C. Sabathia pareció crecer lo suficiente con los tres ponches del segundo inning, pero en el tercero, se convirtió en un postre de gelatina. Doble de Julio Lugo, sacrificio de Pedroia, base a Youkilis y golpe a David Ortiz cargaron los costales. Sabathia boleó a Ramírez después de haberlo colocado contra la pared con dos strikes sin bolas, y Boston se fue arriba 2x1. Doble de Mike Lowell remolcó par de carreras; Bobby Kielty fue transferido intencionalmente y un roletazo de Jason Varitek cerró el rallie de cuatro, y la pizarra se movió 5x1.
A partir de ese momento el partido fue un filete para Beckett. Boston agregó tres carreras en el quinto por hit de Kielty y doble de Varitek, para aumentar la diferencia 8x1, quitándole importancia a la segunda carrera de Cleveland en el cierre del sexto. Desde el 21 de julio de 2006 Sabathia no permitía ocho carreras en un juego, como anoche.
Con la pizarra 10x2, los Indios tuvieron aliento para conseguir su tercera carrera contra un bullpen inseguro en el octavo, alargando su agresividad al noveno episodio, cuando colocaron hombres en segunda y tercera con un out. Franklin Gutiérrez se ponchó y de inmediato llenaron las bases con pasaporte a Casey Blake, sólo para terminar de frustrarse con el ponche de Eric Gagne a Grady Sizemore.
Hoy, tratando de incorporarse, los Indios utilizarán al dominicano Fausto Carmona contra el inagotable veterano Curt Schilling, un especialista en crecer bajo presión.