Deportes

Le faltó magia


Los Orioles de Baltimore despidieron el viernes a Leo Mazzone como su coach de lanzadores, luego de su segunda temporada con el equipo.
Mazzone hizo maravillas con pitcheres de los Bravos de Atlanta desde 1990 hasta 2005, pero no pudo duplicar ese éxito con los Orioles.
El cuerpo de lanzadores de Baltimore terminó la temporada con efectividad de 5.17, penúltimo en las Mayores, y otorgó la mayor cantidad de bases por bolas (696) en las Grandes Ligas.
“Hablé hoy con Leo y le dije que agradecimos su esfuerzo”, dijo el manager del equipo Dave Trembley. “Creo que nos iría mejor con otra persona trabajando con nuestro joven cuerpo de lanzadores”.
Mazzone, quien cumple 59 años el martes, tenía un año pendiente en su contrato por tres temporadas que firmó antes de la campaña de 2006.
“Así es el negocio del béisbol”, indicó Mazzone.