Deportes

Pitcheo, la incógnita


Carlos Alfaro

Mientras Melvin Cuevas soltaba el brazo en el bullpen, el coach Julio Sánchez y el manager Lourdes Gourriel lo observaban detenidamente. Cuevas lucía impresionante sobre la loma, soltando envíos de gran velocidad y con un dominio excepcional de la zona de strikes.
Pero una vez que Cuevas finalizó su sesión, los rostros de ambos, Sánchez y Gourriel, cambiaron. Volvieron a la realidad del Bóer, equipo con sólo un pitcher caracterizado y muchos jóvenes que sueñan con hacer el grado en el club.
Sin mencionar palabra, sus rostros decían mucho: “Urge pitcheo en el Bóer. Pitcheo del bueno”.
Nemesio Porras y la gerencia del Bóer anuncian para la próxima semana la traída de cuatro lanzadores extranjeros para los Indios, lo que acuerparía mejor el staff de abridores y el relevo.
Sin embargo, en estos momentos, a como luce el equipo en los entrenamientos, pareciera un club hueco, como si se tratara de algo agrietado que no posee profundidad en lo más delicado, que es la serpentina.
Jóvenes de gran potencial como Esteban Pérez y Byron Cepeda, a como está el equipo, lucen como los más confiables, aunque también se dice eso de Wilber Bucardo, que no se ha aparecido a los entrenamientos.
Jovencitos como Juan Serrano y Ariel Saldaña también son considerados grandes joyas del pitcheo, pero para futuro... Una gama de jóvenes se han presentado a las prácticas cargados de sueños que planean hacerlos realidad.
Pero aun así, en esta Liga Profesional, con ese pitcheo el Bóer no competirá.
“Nosotros sabemos eso. La Liga Profesional es muy fuerte, y sin un staff de lanzadores de primera línea vamos a sufrir bastante”, dijo el mentor Gourriel.
“En el juego de pelota lo principal es el pitcheo. Si se carece de eso, no hay manera de aspirar a buenos resultados”, lo secundó Julio Sánchez.
El año pasado el Bóer contó con una línea de pitcheres de primera, tanto en el relevo como en la rotación.
Miguel Gómez estuvo fantástico, apegándonos a las estadísticas, pero el boom de los lanzadores fue generado por el dominicano Juan Figueroa, quien fue la pieza más valiosa del pitcheo indio en la recta final de la temporada.
Gómez, debido a sus ocupaciones actuales en Panamá, está descartado para volver al país, sin embargo, Nemesio aseguro que se están haciendo gestiones para volver a traer a Figueroa.
“El impacto que causó Clyde Williams a la ofensiva, así lo causó Figueroa desde la loma”, dijo el coach Sánchez.
Porras no se nota preocupado por el pitcheo, sin embargo, lo que ha visto Lourdes Gourriel en el terreno hasta el momento es que detrás de Cuevas, ninguno.
A pesar del positivismo de la directiva del Bóer en el aspecto del pitcheo, indudablemente que esa es la principal incógnita del club.