Deportes

Willie fue enloquecedor


Edgard Tijerino

dplay@ibw.com.ni
¡Qué impresionante fue siempre ver retorcerse a Willie Hooker en la colina! Y de inmediato, observar cómo trazaba esas curvas desconcertantes. Los bateadores se sentían a bordo de una montaña rusa.
El manejo de la curva es un arte, y durante la primera y terriblemente exigente etapa de nuestro béisbol profesional, Willie fue un maestro en el uso de ese lanzamiento, que el bateador ve distorsionarse mientras se acerca hacia el plato.
Willie Hooker, legítimo miembro del Salón de la Fama del deporte pinolero, fue uno de los cinco grandiosos peloteros nicas que vimos en aquel tiempo lamentablemente irrepetible. Los otros cuatro: Rigoberto Mena, Duncan Campbell, René Paredes y Octavio Abea.
El formidable tirador que supo combinar la frialdad con destreza y precisión para agigantarse al lado de tantos futuros “monstruos” que por aquí pasaron, falleció hace unos días en Guatemala, provocando la congoja de un tropel de recuerdos.
Fue Willie, angosto y estirado, quien se dio el lujo en aquel béisbol mata-pitcheres de tirar un juego sin hit ni carrera frente al Oriental, un día sábado 18 de enero de 1964, superando 4x0 al poderoso derecho cubano José Ramón López.
Jim Hicks, Oscar Flores, René Friol, Fred Valentine, Charles Strange, fueron inutilizados por el pitcheo de Willie, quien saliendo de la lámpara de Aladino, cedió cuatro pasaportes y ponchó a siete en el capítulo más luminoso de sus mil y una noches.
Fue Willie parte de aquel equipo indio dirigido por Tony Castaño que compitió en 1963 en la Serie Interamericana efectuada en Panamá, con la presencia de campeones de Venezuela y Puerto Rico. Era el Bóer de Lou Jackson, Dick Scott, Marion Zipfel, Miguel Cuéllar, Don Williams, Silverio Pérez, Lorenzo Fernández, Duncan Campbell y Jim Woods. Un equipo que de no ser por la rebeldía de peloteros exigiendo más dinero, pudo haber ganado ese evento.
Fue Willie quien como refuerzo del Cinco Estrellas trabajó en la Interamericana de 1964 contra ese inolvidable line-up de los Senadores de San Juan, que reunió a Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Deacon Jones, José Pagán, Wito Conde, McNearty, Clarke y Oliver, mientras nuestro asombro crecía.
¿Quién con la mejor curva, Denis o Willie?, le pregunté a Tony Castaño una tarde de 1986 en el comedor de la Villa Centroamericana y del Caribe durante los Juegos realizados en Santiago de los Caballeros, República Dominicana.
Tony, en ese tiempo entrenador de Colombia, me dijo: “Es muy difícil de juzgar, aunque por supuesto, Denis la ha utilizado efectivamente en un nivel superior; vi a Willie con sus grandes bolas de quiebre ser muy dañino en un béisbol fuerte”.
Claro que es algo difícil de juzgar. ¿Quién con mejores curvas, Shakira o Beyoncé? ¡Diablos!, Willie las hubiera dibujado muy bien.