Deportes

¿Se impondrá el pitcheo?


Aunque los Medias Rojas no son extraños en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, ellos se sienten un poco incómodos al llegar al escenario y encontrarse con unos rivales inesperados, de nuevas caras, que amenazan con frustrarlos.
Diferente a lo pasado en 1999, 2003 y 2004 –-las últimas tres ocasiones que Boston ha llegado a este punto--, esta vez no habrá uniformes rayados que vencer para pasar a la Serie Mundial. Esta vez los Sox estarán midiéndose a los Indios de Cleveland, equipo que finalizó con igual récord que ellos, 96-66.
La Serie iniciará en el Fenway Park el viernes en vez del Jacobs Field, porque Boston ganó la serie entre ambos cinco juegos a dos.
“Es sinceramente grandioso estar aquí”, dijo el dueño de los Medias Rojas, John W. Henry. “Sólo han quedado cuatro equipos. Eso suena mejor que decir ocho”.
Será una serie muy intensa porque se trata de dos equipos con gran pitcheo.
Durante toda la temporada, los Medias Rojas se sintieron muy cómodos teniendo en la loma a Josh Beckett, quien abrió la postemporada blanqueando a los Angelinos, mientras los limitaba a sólo cuatro hits. Pero también, Cleveland cuenta con C.C. Sabathia y el derecho Fausto Carmona.
“Lo primero que uno ve en ellos son sus abridores uno y dos, que son capaces de dominar cualquier alineación en el juego”, dijo el antesalista Mike Lowell. “Ambos registraron tremendos número, y tenemos que prepararnos para enfrentarlos. Necesitamos de buen pitcheo, buenos swings, y si hacemos eso, estaremos bien”.
Los Indios llegarán a la Serie de Campeonato de la Americana con buen ánimo, al sacar del escenario a los Yanquis en cuatro juegos, mientras que Boston le aplicó la escoba a los Angelinos.
Beckett es seguro que enfrentará a Sabathia para el juego uno, en lo que será un duelo de dos potenciales ganadores del premio Cy-Young.
La última vez que los Medias Rojas se vieron las caras con los Indios, fue del 23 al 26 de julio, cuando Boston ganó tres de cuatro encuentros, pero los últimos dos con marcador de 1x0.
“El pitcheo lo es todo”, dijo el artillero Manny Ramírez, quien recientemente ha estado hablando con los medios.
Por supuesto, Ramírez está haciendo más ruido con su bate que con la boca, lo cual es la manera que los Medias Rojas lo disfrutan. De hecho, lo más grandioso del desarrollo de la Serie contra los Angelinos fue ver a Manny y a David Ortiz cargar con el equipo y demoler el pitcheo contrario. Ortiz bateó de 7-5, con dos jonrones, agrandando su leyenda en octubre, mientras que Manny se fue de 8-3, con par de monstruosos jonrones.
“Vamos a jugar muy descansados”, dijo el gerente general de Boston, Theo Epstein. “Sólo tenemos que mantenernos sanos y hacer el plan estratégico para la siguiente serie”, añadió.
El jardinero de Boston, Coco Crisp, jugó para los Indios de 2002-05. Trot Nixon, luego de militar con Boston, está en su primera campaña con los Indios. Ramírez comenzó su carrera con los Indios y ahora juega para Boston. El coach de lanzadores de Boston, John Farrell, está en su primer año, luego de ser instructor de desarrollo para los Indios.
Será la cuarta ocasión que Medias Rojas e Indios se ven la cara en postemporada. En 1995, Cleveland barrió a Boston. En 1998 le clavaron cuatro juegos, pero en 1999, los Medias Rojas batallaron, borrando un déficit de 0-2 en juegos para superar en un quinto desafío a la Tribu con una magistral labor de Pedro Martínez.
Ahora vuelven a verse las caras.
Traducción: Carlos Alfaro