Deportes

Jones devuelve medallas


La velocista estadounidense Marion Jones devolvió sus cinco medallas olímpicas ganadas en los Juegos de Sydney-2000, a pocos días de reconocer ante la justicia que mintió sobre su consumo de esteroides, informó la prensa este lunes.
Jones, quien el viernes admitió haber mentido a agentes federales que investigaban si había consumido esteroides antes de participar en la justa olímpica, entregó sus tres preseas de oro y dos de bronce, según el diario USA Today del lunes.
“Las medallas fueron devueltas”, aseguró su abogado Henry DePippo.
En Sydney-2000, Jones se adjudicó las pruebas de los 100 y 200 m planos, y fue parte del equipo que se llevó el oro en los relevos de 4x400. Además, el tercer lugar del salto largo y de los 4x100 m.
Antes de la audiencia del viernes, el presidente del Comité Olímpico Australiano (CONA), John Coates, había dicho que si Jones reconocía haberse dopado debía devolver sus medallas.
“Ella no va a realizar declaraciones sobre este asunto mientras esté pendiente de resolución el caso judicial, pero las medallas fueron devueltas hoy (lunes)”, dijo DePippo a la revista People.
Sospechosa de dopaje desde hace varios años, la joven admitió ante la Justicia estadounidense haber utilizado el esteroide sintético THG, conocido como ‘el limpiador’ y producido en los laboratorios de la Bay Area Laboratory Cooperative (Balco) de San Francisco.
“En septiembre de 2000, antes de los Juegos Olímpicos de Sydney, (su entonces entrenador, el jamaiquino Trevor) Graham comenzó a abastecerme de una sustancia que me dijo ser una semilla de lino. Tomé esta sustancia hasta julio de 2001”, le explicó Jones al juez.
Marion Jones, de 31 años, se arriesga a una pena máxima de cinco años de cárcel y a una multa de 250,000 dólares.