Deportes

Barrera se va triste


Las Vegas, Nv. / Notimex y agencias

El mexicano Marco Antonio Barrera mencionó que se retira triste del boxeo, después de la derrota que sufrió la noche del sábado ante el filipino Manny Pacquiao en el Centro de Eventos del casino Mandalay Bay.
Barrera perdió por clara decisión unánime en 12 rounds y como lo anunció en la semana, si ganaba o perdía colgaría los guantes, por lo que agradeció al promotor Ahikido Honda el apoyo en su carrera.
Acerca del combate, mencionó que estaba realizando una pelea inteligente, pero perdió la cabeza en el round 11 y terminó cortado del pómulo, además del descuento de un punto por conectar golpe ilegal.
“Dominé a Pacquiao, pero a ratos perdí la cabeza y por eso pasó lo que pasó. Me voy triste porque estaba haciendo una pelea muy inteligente y no logré terminar con lo que empecé”, dijo a segundos de que anunciaran que había sido derrotado por decisión unánime (109-118, 109-118 y 112-115).
“Perdí la cabeza, pero lo único que me tranquiliza es saber que le callé la boca a la gente que aseguraba que yo no le iba a durar ni tres rounds a Pacquiao”, comentó el ex monarca en tres diferentes divisiones, quien con esta pelea hiló su segunda derrota seguida (la anterior fue ante el también mexicano Juan Manuel Márquez).
"Fue mi última pelea ante un gran boxeador como Manny Pacquiao. Quiero agradecer a mis padres, hermanos, me voy no porque esté acabado, sino porque son muchos años de rutina y ya me cansé", apuntó.
Barrera agradeció al doctor Ignacio Madrazo, quien le practicó una intervención quirúrgica en la cabeza que le permitió seguir en esta dura disciplina, "me dio la segunda vida, estoy feliz y se lo agradezco".
Agregó que le dice adiós a este magnífico deporte, "cumplí mi sueño de ser campeón del mundo. Me voy sin rencillas y dejo la estafeta en mi amigo Edwin Valero para los que me reten", finalizó.
Marco Antonio Barrera dejó su hoja de servicios con 63 triunfos, con seis derrotas. Ganó el cinturón supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y dos del Consejo Mundial (CMB), pluma y superpluma.

La pelea
El combate resultó como se esperaba, la rapidez de puños del asiático, de guardia zurda, fue letal para el capitalino, quien no pudo evitar el castigo ante las ráfagas que salían de los brazos de Pacquiao.
El primer asalto fue de pocos golpes, pero a partir del segundo giro empezó el asiático a imponer su estilo huracanado, centrando su golpeo a la cabeza del retador, quien se animaba con los gritos de "¡Barrera, Barrera!", pero dentro del ring las cosas fueron diferentes.
Los siguientes episodios fueron de dominio completo del filipino, quien con movimientos de cintura no daba blanco fácil a Barrera y lo counteaba con su puño izquierdo, haciendo retroceder al experimentado capitalino.
El quinto giro resultó emocionante con varios intercambios de golpes; Barrera alcanzó a su rival con un volado de derecha que resintió e hizo retroceder al "Pacman" contra las cuerdas, pero éste reaccionó al final ante el alarido del público.
Manny siguió atacando con cautela, buscando penetrar la guardia del "azteca", quien se defendía con la cabeza y en ocasiones golpeó la nuca del asiático, por lo que recibió llamadas de atención del referi Tony Weeks.
En los asaltos siete y ocho ambos gladiadores bajaron su ritmo y fueron de pocos golpes, pero de nueva cuenta en el noveno se dieron intercambios, con ventaja para la fortaleza y velocidad del tagalo.
En el undécimo asalto, Barrera, ya superado claramente a estas alturas del combate, se desesperó y fue castigado con justicia por un punto menos al golpear en un amarre a Manny.
En ese mismo round, el mexicano terminó cortado del pómulo derecho, cuando la pelea ya estaba decidida a favor del asiático.