Deportes

Barridas inesperadas


Nadie lo hubiera adivinado: las modestas nóminas de Arizona y Colorado, que ni siquiera parecían las más fuertes en la División Oeste, se colaron a la Serie de Campeonato tras sortear la primera ronda de los playoffs sin ningún apuro.
Los Diamondbacks propinaron una dulce barrida y condenaron a los Cachorros de Chicago a otro año de decepción.
Con pocos astros en sus filas y poca atención de los especialistas --pero con buenos lanzadores y defensa--, los Diamondbacks pasaron a la serie de campeonato de la Nacional por segunda vez en los diez años de historia de la franquicia. La ocasión anterior en que llegaron tan lejos se siguieron de frente hasta el fin, superando a los Yanquis de Nueva York en la Serie Mundial de 2001.
"Probablemente esto sorprendió a mucha gente, pero este equipo lo ha estado haciendo todo el año", dijo Eric Byrnes.
En cuanto a los Cachorros, hace 99 años que no ganan una Serie Mundial, desde 1908.
Incluso el hecho de que hayan regresado al Wrigley Field, donde los esperaban sus ruidosos aficionados, no fue suficiente para sacar a los bates de Chicago de un letargo que les duró toda la serie.
"Sabíamos que tendríamos que superar su ventaja de locales y quitarles ese impulso, y el jonrón de Chris Young en la primera entrada fue un gran aporte en ese sentido", dijo el manager de Arizona, Bob Melvin.
Se le puede llamar una maldición o mala suerte o lo que sea, pero en esta calurosa noche de octubre, los Diamondbacks mostraron lo que fue obvio desde que comenzó la serie: son un equipo mejor, aunque en el roster de la primera ronda sólo tenían cuatro jugadores con experiencia en postemporada.
"Estos tipos son el equipo de jóvenes más talentoso que he visto", dijo Byrnes. "Ha sido agradable ver la maduración de todos".

Primera de Rockies
Colorado dejó a la poderosa artillería de los Filis más apagada que las luces del Coors Field, donde una falla en una computadora obligó a interrumpir el juego durante un cuarto de hora.
Los Rockies se impusieron por 2-1 a Filadelfia, con un sencillo del emergente Jeff Baker, que rompió el empate en la octava entrada, para barrer a los Filis en tres encuentros.
Colorado se apuntó su 17mo triunfo en 18 compromisos, apoyado por Jiménez, el serpentinero de 23 años, con una recta temible, quien toleró apenas una carrera y tres hits en seis entradas y un tercio.
La faena sobresaliente fue complementada por los fiables relevistas, que silenciaron a la poderosa artillería de Filadelfia por tercer juego al hilo.
Los Rockies se colaron a la postemporada con el boleto de comodín. Es la primera vez que dos equipos de la División Oeste de la Nacional se enfrentan por el pase a la Serie Mundial.
"¿Qué les parece? Nadie esperaba que los Diamondbacks y los Rockies jugaran la Serie de Campeonato este año", dijo el novato de Colorado, Troy Tulowitzky. "Pero aquí estamos".
Se suponía que la serie entre Rockies y Filis sería un festival de batazos, al confrontar a los dos equipos con más carreras en la Nacional, en dos de los parques que más favorecen al bateo en las Grandes Ligas.
Sin embargo, los Rockies tuvieron un pitcheo que rivalizó con los mejores que se recuerden en la historia reciente, y maniataron a los Rockies.
La temible rotación incluyó al as Jeff Francis y a dos novatos, además de un bullpen que ha dominado a los rivales durante tres semanas de ensueño para Colorado.
El panameño Manny Corpas, quien dejó escapar sólo un salvamento en 22 oportunidades desde que asumió el puesto de cerrajero, resolvió la novena entrada para que Colorado ganara su primera serie de postemporada en los 15 años de historia de la franquicia. Fue el tercer rescate de Corpas en la serie. (Yahoodeportes).