Deportes

Barre Arizona


Martín Ruiz

En Chicago el invierno se adelantó.
En la Ciudad de los Vientos, donde los aficionados esperaban ver resurgir a sus Cachorros para tratar de romper la maldición de 99 años sin conquistar otra Serie Mundial, no hubo aire tibio, sólo la confirmación de una borrascosa barrida en tres juegos.
Ayer, el jonrón de Chris Young al primer lanzamiento de Rich Hill --el primero de tres que Arizona bateó en el partido-- estremeció el Wrigley Field y encaminó a los Diamonbacks de Arizona a la victoria 5x1, para ganar la serie divisional de la Liga Nacional en tres juegos.
Arizona disputará su segunda serie por el título de la Liga Nacional, en diez años de historia de la franquicia, contra Colorado o Filis, esperanzada con llegar otra vez a la Serie Mundial.
Hace seis años, en 2001, contando con Curt Schilling y Randy Johnson en su staff, Arizona ganó la Serie Mundial, derrotando en siete juegos a los Yanquis de Nueva York.
Y ese sueño empezó a solidificarse, con todo y que no se le contaba entre los equipos favoritos para avanzar a estas alturas del campeonato porque no cuentan con las grandes estrellas. Pero combinan bien su trabajo monticular y sus bates responden en los momentos oportunos.
Los Cascabeles sonaron desde el primer inning, cuando Chris Young (2) abrió el juego con jonrón por el left field. El segundo bate, Stephen Drew, siguió con doble y anotó por sencillo de Justin Upton, para el 2x0 inicial.
En el cuarto inning, con las bases llenas y un out, Eric Byrnes remolcó a Miguel Montero con rola a la tercera base.
Chicago rompió el silencio en el cierre, pero la gestión fue pobre, quedándose en una carrera. Mark DeRosa bateó sencillo y Jacque Jones disparó doble. Jason Kendall, con toque al campo corto, remolcó a DeRosa, pero el emergente Mike Fontenot roleteó a segunda y Alfonso Soriano elevó al left.
Las últimas carreras de Arizona fueron por jonrones. En el sexto, Eric Byrnes jonroneó por el left, y en el noveno, después que el árbitro no decretó un golpe a Stephen Drew de parte de Kerry Wood, éste respondió con un jonrón para el 5x1.
Ganó el cubano Liván Hernández, quien lanzó seis innings, permitió cinco hits, una carrera. Perdió Rich Hill, quien tiró tres innings, aceptó seis hits y tres carreras.
"Livo (Liván) ejecutó sus pitcheos excepcionalmente bien, y nuestros muchachos hicieron un buen trabajo ofensivo", dijo el manager de Arizona, Bob Melvin.
Tal como lo hicieron sus compañeros abridores Brandon Webb y Doug Davis, quienes le dieron a los D'Backs sus dos primeros triunfos de esta serie, Hernández y el bullpen continuaron su dominio sobre la batería de los Cachorros, especialmente sobre sus “tres mosqueteros”.
Después de combinar 29 jonrones en septiembre, los dominicanos Alfonso Soriano y Aramís Ramírez, y el slugger Derrek Lee fallaron en avanzar nueve corredores en este choque y sus bates estuvieron congelados, al conectar de 38-3 en la serie, sin carreras empujadas y dejando a 28 hombres en base.