Deportes

Fraude mayúsculo


RALEIGH, Estados Unidos / Reuters
La campeona olímpica Marion Jones será recordada como "uno de los mayores fraudes" en la historia del deporte, aseguró el sábado el presidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), Lamine Diack.
"Es una tragedia," dijo Diack en un comunicado a Reuters.
La estadounidense Jones, triple campeona olímpica, admitió el viernes que utilizó drogas prohibidas, luego de años de haberlo negado, y se declaró culpable en una corte de Estados Unidos de mentir a investigadores federales.
Diack se mostró "profundamente decepcionado de que una atleta con las inmensas condiciones naturales" de Jones cayera en las manos "corruptas" de "un distribuidor de droga como Víctor Conte," ante la supuesta expectativa de amasar una fortuna con gran celeridad.
El jefe de la IAAF (por sus siglas en inglés) agregó que la admisión de dopaje, que le podría costar a Jones las cinco medallas que ganó en los Juegos Olímpicos de 2000, perjudicó no sólo al atletismo sino la imagen de todo el deporte mundial.
"Si ella hubiera confiado en sus dones naturales y los hubiera aliado al propio sacrificio y al trabajo duro, sinceramente creo que podría haber sido una campeona honesta en los Juegos de Sidney," comentó Diack sobre Jones, quien ganó tres medallas doradas y dos de bronce en Australia.
"Ahora, en cambio, Marion Jones será recordada como uno de los mayores fraudes en la historia del deporte," dijo Diack.
Jones le dijo a un jurado federal en Nueva York que consumió el antes indetectable esteroide tetrahidrogestrinona (THG), una sustancia que sirve para aumentar la masa muscular, fuerza y capacidad de entrenamiento.
Marion se convirtió en el primer atleta sentenciado en la investigación sobre el laboratorio Balco.
La corredora, de 31 años y que anunció su retiro, encara ahora una pena de seis meses de cárcel y será sentenciada el 11 de enero.
Diack elogió el progreso realizado por los esfuerzos combinados de la IAAF, el Comité Olímpico Internacional (COI), la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) y organismos nacionales tales como la Agencia Antidopaje de Estados Unidos.
"Juntos sacaremos el dopaje de donde quiera que muestre su fea cabeza," prometió Diack.