Deportes

Nerys ganó la guerra


Carlos Alfaro

Nerys Espinoza, aun sin impactarnos con un buen boxeo o avances técnicos sobre el cuadrilátero, deleitó al público anoche en el Centro de Convenciones Pharaohs, al imponerse por decisión unánime al aguerrido colombiano Alfonso de la Hoz, en un combate muy intenso de principio a fin.
Nerys, con un boxeo limitado a una derecha poderosa y mucho aguante, superó al colombiano, quien desde el primer round salió sin especulación sobre el pinolero, prestándose a grandes intercambios de golpes.
Superficialmente fue una pelea del deleite de los aficionados. Ganó el nica, hubo acción en el combate y sobre todo el rival resultó ser bravo y vino con la determinación de ganar.
La diferencia fue la fortaleza. Espinoza lució lento sobre el ring, pero muy asentado al momento de sus descargas. Jamás se dejó quitar la iniciativa a pesar de que en algunos asaltos, el púgil sudamericano intentó imponer el ritmo de la pelea.
El mejor episodio fue el séptimo, cuando Nerys conectó dos potentes derechas a la cabeza del oponente, que lo hicieron trastabillar y lo mareó en casi todo el round. Pero le faltó instinto de remate.
“Me siento feliz porque gané y obtuve otra corona más”, dijo Espinoza, quien además retener el título Fedelatin de la AMB, se adjudicó el título Latino de la FIB.
Las anotaciones en las tarjetas fueron de 100-90, todas a favor del pinolero, lo que demuestra que no perdió un solo capítulo.
En la pelea semiestelar, Rosemberg Gómez retuvo el título Fedecaribe de la AMB, 140 libras, al imponerse por decisión dividida a Moisés Solís. Rosemberg mejoró su palmarés a 11-0, mientras Solís sufrió su primera derrota en ocho combates.