Deportes

Tiemblan los Yanquis


Martín Ruiz

Hay alarma en Nueva York. Los Yanquis, el Goliat del béisbol, al que nadie apostaba en contra en la serie contra los Indios de Cleveland, sufrió ayer su segundo revés de las series de Playoffs de la Liga Americana, al caer 2x1 en once vibrantes episodios.
Sencillo de Travis Hafner con dos outs, conteo máximo y las bases llenas, dejó en el campo a los Yanquis, para darle ventaja 2-0 a Cleveland.
El partido de ayer fue diferente al primero. Los Indios no se desbordaron con el madero, pero mantuvieron la misma fórmula para dominar a los Yanquis e imponerse: el pitcheo.
Fausto Carmona lanzó pelota de tres hits en nueve episodios, y Rafael Pérez atornilló a los Mulos en las dos últimas entradas, mientras Cleveland, un equipo hostigoso, logró el gran premio en el inning 11, gracias al hit de Hafner.
Los Yanquis se mantuvieron ganando 1x0 desde el tercer inning, cuando Melky Cabrera jonroneó sobre la verja del right field. Pero Carmona ejerció amplio dominio en el resto del trayecto, soportando solamente sencillos de Derek Jeter en el cuarto inning e infield hit de Bobby Abreu en el noveno... Ponchó a cinco, tres veces a Alex Rodríguez, quien se fue de 4-0 en el partido, ratificando su debilidad en esta fase de la campaña.
Cleveland acosó a Andy Pettitte, pero el zurdo logró superar las dificultades. En el segundo inning, Johnny Damon puso fuera en el plato a Johnny Peralta. En el quinto, Pettitte atrapó a Kenny Lofton intentando robarse tercera; para el sexto, Pettitte sobrevivió a un triple de apertura de Grady Sizemore. El zurdo explotó en el séptimo, en que con un out Peralta le bateó doble y le dio base a Lofton. Relevó Joba Chamberlain y lo sacó del atolladero.
Pero lo inesperado llegó en el octavo. Sizemore negoció boleto, llegó a segunda por wild pitch y a tercera por sacrificio de Asdrúbal Cabrera. Hafner fue víctima de una gran atrapada del inicialista Shelley Duncan. Bateando Víctor Martínez, Chamberlain cometió un segundo wild pitch y Sizemore anotó, barriéndose, la del empate cuando el lanzador asistió tarde al plato y el tiro de Jorge Posada fue un poco alto. Martínez fue golpeado. Ryan Garko recibió boleto y Peralta se ponchó. Sin hit, el juego se empató.
El partido se fue al undécimo inning. Frente al relevista Luis Vizcaíno, Kenny Lofton encendió las luces con boleto. Franklin Gutiérrez se apuntó sencillo al bosque central. Casey Blake se sacrificó y puso la victoria en la antesala. Le dieron base intencional a Grady Sizemore, para llenar las bases, pero Asdrúbal Cabrera falló en arrepentido elevado al cuadro. Parecía que los Yanquis se salvarían otra vez, pero apareció Travis Hafner con el sencillo al right que llevó a Lofton al plato con la carrera del triunfo.
Ganó Rafael Pérez y perdió Luis Vizcaíno. Carmona y Pettitte no tuvieron decisión.
Con la serie favorable 2-0, los Indios se trasladan a Nueva York, para jugar mañana domingo. Jake Westbrook (6-9, 4.32) será el abridor por los Indios, mientras que el veterano Roger Clemens (6-6, 4.18), ya recuperado de su lesión de muñeca izquierda, a sus 45 años, tendrá la responsabilidad de salvar a su equipo de quedar eliminado.
Los Yanquis, que el año pasado fueron eliminados en cuatro juegos por los Tigres de Detroit, suman cinco reveses consecutivos en los Playoffs de las series divisionales, y lo peor es que su bateo ha sido silenciado. El jueves batearon cinco hits y ayer sólo tres.