Deportes

Cachorros se desvanecen


El sueño de los Cachorros de Chicago de frenar una racha de 99 años de ayuno de título de Campeón desaparece.
Anoche, como una estocada al corazón, recibían su segundo revés ante los DiamondBacks de Arizona, quienes los vencían luego de siete episodios, 8x4. Los Cachorros eran orillados al precipicio de la eliminación en una serie al mejor de cinco.
Chicago, que no gana una Serie Mundial desde 1908, llegaron a esta postemporada con la ilusión de que “el mal no duraría 100 años”. Pensaron que era el momento de poner fin a todo. Pero Arizona se ha encargado de amargarles el momento, mientras que la maldición amenaza con extenderse.
Luego de verse imposibilitados en el primer juego ante los disparos de Brandon Webb y José Valverde, los problemas en la ofensiva de los Cachorros continuaron anoche, pero sin duda que lo más dramático fue su pitcheo.
Ted Lilly, el zurdo ganador de 15 juegos durante la ronda regular, sólo aguantó 3.1 innings ante Arizona, mientras era víctima de 7 hits y 6 carreras limpias, tres de ellas, generadas por cuadrangular de Chris Young.
El inicio de juego para los Cubs fue prometedor con Giovany Soto conectando jonrón en el segundo inning con uno abordo ante Doug Davis, quien al final ponchó a 8 en 5.1 innings.
Pero flaqueó Lilly ante el bateo de los DiamondBacks, y entrando al último tercio de juego, Chicago cabizbajo parecía no presentar resistencia y enrumbarse hacia otra fatal derrota.
Alfonso Soriano, el gran artillero que contribuyó enormemente a la clasificación a la postemporada, se había ponchado en tres ocasiones luego de siete entradas, mientras veía su promedio decrecer hasta .111 puntos, mientras tanto, Aramis Ramírez, otro de los pilares del club, batea de 4-0 con dos ponches ante el picheo de Arizona.
Hoy los Cachorros y los DiamondBacks no juegan. La serie se traslada al Wrigley-Field, donde la tropa de Lou Piniella espera el despertar de sus muchachos ante Arizona.