Deportes

Aficionados disfrutan del beis


Nueva York / EFE
Por cuarto año consecutivo las Grandes Ligas impusieron marca en asistencia durante una temporada regular, con cerca de 80 millones de aficionados que llegaron a los campos de los equipos para ver los partidos.
La oficina del comisionado, Bud Selig, informó que la asistencia total en todos los campos durante toda la campaña fue de 79.502,524 de aficionados, un 4,5 por ciento más que la lograda hace un año.
La marca previa más alta es de 76,042,787 y fue superada cuando restaba una semana para que concluyera la campaña regular.
La oficina de las Grandes Ligas informó también que ocho equipos impusieron marcas de asistencia en la campaña de 2007, y que 15 más reportaron incremento con respecto del año pasado.
Diez de los equipos de las mayores consiguieron entradas de hasta 10 millones de asistentes, entre los que destacan los Tigres de Detroit, que lo lograron por primera vez en los 10 años de historia de la franquicia.
"Nuestras cifras siguen escalando", dijo Bud Selig a través de un comunicado dado a conocer a través de su oficina.
El texto agrega que "esto funciona como una ilustración perfecta de la pasión y entusiasmo que existe por el juego de pelota de las Grandes Ligas".
Indica también que "nuestro deporte ha alcanzado alturas que hace sólo unos años eran inimaginables. Podemos decir que ésta es la era dorada del Béisbol de las Grandes Ligas, y agradecemos todo esto a los aficionados".
Aunado a lo anterior, la asistencia más alta en una sola jornada en las mayores fue el pasado 28 de julio, con 717.478, y cinco de los 15 días en que se ha registrado mayor entrada en las Grandes Ligas ocurrieron esta temporada.
La oficina de las mayores informaron que aproximadamente 27 millones de boletos fueron vendidos en la presente campaña a través de la taquilla de las Grandes Ligas y de internet, lo cual también es una nueva marca.
Pero la marca de los Tigres fue sólo una entre otras muchas conseguidas, como la de los actuales campeones, los Cardenales de San Luis, que vencieron todos los boletos en el total de 81 juegos celebrados en su campo, el nuevo "Busch Stadium", para lograr una la mayor asistencia en esa localidad con 3.552,180.
Los Cachorros de Chicago igualaron la cifra conseguida en el "Wrigley Field", con 3.252,462 asistentes, mientras que los Cerveceros de Milwaukee, promediaron más de 35.000 aficionados por juego para conseguir una marca de club con 2.869,144 en total.
Mientras, los Yanquis de Nueva York establecieron una marca en la Liga Americana con un total de 4.271,083 asistentes, para un promedio de 52.729 por juego en el "Yankee Stadium".
Los rivales de los Yanquis, los Medias Rojas de Boston, ampliaron a 388 juegos seguidos con venta total de sus boletos para sumar un total de 2.970,755 asistentes al "Fenway Park".
Los Dodgers de Los Ángeles consiguieron por cuarta campaña consecutiva una marca de franquicia con 3.857,036 asistentes, la cifra más alta en el viejo circuito desde 1997.
Los Angelinos de Los Ángeles y los Gigantes de San Francisco también alcanzaron la cifra de los tres millones de asistentes. Los Gigantes la lograron por octavo año seguido.
De acuerdo con las Grandes Ligas, las cifras alcanzadas en asistencia se deben a lo competitivo de la competición. Ningún equipo terminó con porcentaje ganador debajo del promedio de .400 o por encima del .600, y sólo los Medias Rojas y los Indios de Cleveland alcanzaron la marca de los 95 triunfos, cada uno con registro total de 96-66.