Deportes

Barça encarrilado


París / AFP
El FC Barcelona, con el brasileño Ronaldinho, se impuso con autoridad 2-0 en el campo del Stuttgart (campéon de Alemania), ayer en partido de la segunda jornada de la Liga de Campeones de Fútbol (Grupo E).
En el minuto 53, el capitán Carles Puyol, después de un rechace tras un cabezazo de Ronaldinho, colocaba al Barcelona por delante en el tablero electrónico.
Un cuarto de hora después (67), los visitantes sentenciaron el encuentro. Con un pase de Thierry Henry, el argentino Lionel Messi enviaba el balón al fondo de la red.
Con esta victoria, el Barça conservó su primera plaza en la clasificación del Grupo E, empatado a seis puntos con Glasgow Rangers, que sorprendió al Olympique de Lyon en su casa por un contundente 3-0, con goles de McCulloch (23), Cousin (48) y Beasley (53).
En el Grupo F, después de la dolorosa derrota de la temporada pasada (7-1) en la vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones, AS Roma se inclinó esta vez por sólo 1-0 en Old Trafford con gol de Wayne Rooney.
Los 'Red Devils' son líderes destacados del grupo F, con tres puntos de ventaja sobre AS Roma y Sporting Lisboa, que sorprendió 2-1 al Dinamo en Kiev.
En el Grupo G, con un doblete del sueco Zlatan Ibrahimovic, el Inter Milán derrotó 2-0 al PSV Eindhoven neerlandés en el estadio de San Siro ante unos 40,000 espectadores.
El primero fue de penal, fruto de una falta sobre el propio goleador, y en el segundo gol culminó de excelente manera un centro del portugués Figo, con una volea en un ángulo.
Con este resultado, el equipo lombardo quedó segundo de la llave G, con tres puntos, uno menos que el líder, el Fenerbahce turco, que esta misma jornada empató 2-2 en su visita al CSKA Moscú, y en igualdad con su derrotado en la fecha (PSV, tercero).
Fenerbahçe logró la igualada con un gol del brasileño Deivid a cinco minutos del final. Su compatriota Vagner Love había marcado de penal el segundo para los moscovitas (53).
En la llave H, Sevilla goleó 4-2 al Slavia Praga y eliminó el mal gusto de las últimas cuatro derrotas en Liga y Champions.
Sevilla, ahora segundo del grupo, abrió el marcador con un gol tempranero, en el minuto ocho a cargo del maliense Frédéric Kanouté. Luego, tras un pase magistral de jugada personal de Kanouté, Luis Fabiano marcó en el 27 (2-1).
En el segundo tiempo, el francés Julien Escudé (58) y el marfileño Arouna Koné (69) sentenciaron el encuentro.
En Bucarest, un gol del holandés Robin van Persie dio la victoria al Arsenal por 1-0 en su visita al Steaua. El equipo de Arsene Wenger sumó su novena victoria consecutiva, conservando su primera plaza en el grupo.
El Steaua creó numerosos problemas a los "Gunners", pero los visitantes obtuvieron su recompensa el gol de van Persie a un cuarto de hora para el final del partido.