Deportes

“Lo peor ya pasó”


Carlos Alfaro

Una vez pasada la prueba de la báscula, Luis Pérez quedó viendo fijamente a su rival, Joseph Agbeko, y cuando ambos se encontraron con la mirada, el monarca pinolero asintió con la cabeza, como diciendo: “Estoy listo para la guerra. Más vale que lo estés también”.
La ardua prueba de la báscula era parte del pasado, y Luis, sin caer en el triunfalismo, se llenó de optimismo total y prometió un gran triunfo esta noche.
“Lo peor ha pasado. Creo que Agbeko en realidad no representa la presión como lo fue la báscula. Ahora ustedes verán el gran trabajo que hice en los entrenamientos y que todo lo estaré poniendo en práctica durante el combate”, dijo Pérez.
En el primer intento ante la báscula, Luis dio 118 libras y media, sin embargo, eso no le causó temor en lo mínimo. Sabía que podía desaparecerla y así ocurrió en el segundo chance.
“A lo largo de mi estadía en Estados Unidos, el peso no nos ha afectado en lo absoluto. Quizás porque andábamos tranquilos, nos excedimos media libra, pero no era de preocupación alguna. Ya vencimos la primera prueba y vamos tras él” añadió.
Quizás haber fallado en el primer intento, fue el momento de “shock” en toda la ceremonia del pesaje. Luis y su equipo de trabajo estaban conscientes de que no era un momento para preocuparse. Además sólo era media libra. Sin embargo, los recuerdos cuando falló en dar las 115 libras aparecieron de inmediato.
Pero 75 minutos después, esa triste imagen de la derrota ante la báscula en noviembre del año pasado fue borrada por completo y Luis ahora está listo para la gran batalla.
“El tiene un buen récord y demostraré que eso no importa. Voy a vencerlo por nocaut, para así convencer más de la gran calidad que tengo. Del gran peleador que soy”, dijo Luis.
Según la Comisión Atlética de California, el réferi de la pelea será Dan Stell, mientras que los jueces son Richard Green (Florida), Fritz Werner (Chula Vista, CA) y Patricia Jarmine (Las Vegas, NV). El supervisor de la FIB es Albert Lucas.